¿Cómo desintoxicarnos de emociones negativas?

Todas las personas, en mayor o menor grado, hemos sufrido de intoxicación emocional en nuestras vidas, puede ser debido a personas externas que nos contaminan o por nosotros mismos.

Si en algún momento has pasado por momentos de gran carga emocional es probable que te hayas intoxicado emocionalmente. Las causas pueden ser varias, pues somos seres emocionales en nuestra totalidad. Sin embargo, en cualquier caso, la intoxicación emocional es la consecuencia de no brindarnos un tiempo frecuente para cultivar nuestro interior.

En este post intentaré dar algunas ideas para desintoxicarnos de emociones negativas, sean originadas por nosotros o influenciadas por personas, con el propósito de aprender a identificarlas, manejarlas y poner límites que nos permitan vivir más felices.

Muchas terapias de crecimiento personal nos hablan de que “lo que resistimos, persiste”. Como personas tendemos a tratar de alejar la emoción negativa cuando la tenemos, quizás puede que esto funcione por un tiempo, pero al final no conduce a buen puerto o eliminación de esa toxicidad emocional; contener emociones o alejarlas puede causarnos enfermedades físicas y más dolor emocional. Por ello, es mejor identificarla, enfrentarla y comenzar a esforzarte para tener una manera más positiva de pensar. No es fácil cambiar los pensamientos de nuestra mente o manera de sentir, pero tú eres el único que controla la forma como te sientes y decides cómo reaccionar.

Otro punto importante que ayuda a la limpieza o desintoxicación emocional es revisar muy bien nuestro entorno de personas con quienes compartimos a diario. Muchas veces nos relacionamos con personas tóxicas, ellas pueden ser desde nuestros padres, pareja, amigos, compañeros de trabajo, entre otros. Ante esto debes ser muy cuidadoso, muchas veces es mejor alejarte de la persona tóxica antes que cambiarla. En otros casos las personas no caen en la cuenta de que son tóxicas, cuando les haces reflexionar con una comunicación efectiva y sincera, pones tus límites sobre la mesa para evitar que te afecte o influya en tus sentimientos y pueden ocurrir cambios. En los casos de padres, familia o pareja donde existen nexos más íntimos y que es difícil el alejamiento, es importante aprender a poner límites, identificar cuando exista victimismo, persuasión o chantaje emocional que nos causen mucho daño, y aplicar la inteligencia emocional en nuestras reacciones para evitar desmoronarnos.

Cuando surja una emoción negativa identifica la raíz de esa emoción y no la causa, no te preguntes por qué te sientes así, sino por qué eliges interpretar y reaccionar así, por qué has heredado esta forma de pensar. Reconoce tu emoción; cuando buscamos comprendernos a nosotros mismos, nos damos un poco más de espacio. Las emociones negativas suelen asociarse con lo desconocido; sin embargo, pierden poder cuando sabemos de dónde provienen.

Limpia tu mente lo más que puedas de pensamientos tóxicos y negativos, es imposible acabar con ellos en su totalidad, pero sí reducirlos lo más que se pueda. Nuestra mente puede reprogramarse, necesitas constancia y voluntad para cambiar tus pensamientos negativos. Tú fabricas los pensamientos, pero no te definen como persona, ¿qué quiere decir esto?, pues que tú tienes el timón o el volante para dirigirlos, cambiarlos o transformarlos. Cuando te das cuenta y reflexionas que tus pensamientos y tú son diferentes, será más fácil ver que en muchos casos no son verdaderos, que te has creado un modelo, un paradigma que no es cien por cien real. No es lo mismo pensar que eres inseguro a ser inseguro, ¿ves la diferencia? Pensar y ser, esto te permite salir de ti para tener una perspectiva más amplia y reconducir y educar tu mente.

Finalmente, recomiendo algo que me ha ayudado a desintoxicarme de emociones negativas y es escribirlas; sí, así mismo. Tomemos en cuenta que las emociones negativas aparecen también cuando estamos en momentos de positividad, equilibrio y tranquilidad emocional; es propio del ser, lo que a veces llamamos el yin y el yang. Además de reconocer la emoción y sentirla, te invito a escribirla en una hoja de papel, luego romperla, quemarla, o mojarla, para que desaparezca. Es una técnica que nos ayuda como terapia para educar a nuestra mente que todo pasa, que hay un después y será mejor, nada perdura si yo no quiero. Y muy importante, busquemos diariamente tiempo para nosotros, para escuchar nuestro interior, meditar y reflexionar sobre nuestro día, acciones y decisiones, el autoconocimiento ayuda sin medida a evitar que nos intoxiquemos o que nos dejemos intoxicar emocionalmente.



Deja tus comentarios aquí: