¿Cómo encontrar una pareja?

¿Cómo encontrar una pareja?

¿Quieres tener una pareja y no llega nadie a tu vida? Aquí te diré cómo encontrar ese amor que estás buscando. Este es un tema que se repite en mi consulta y mis cursos una y otra vez, por tanto tengo mucho que compartir al respecto. Así que sigue leyendo.

No levanto ni el polvo.

Recientemente escribí sobre atraer hombres casados o comprometidos y algunas personas respondieron que ni siquiera eso atraían, que no llegaba nadie a su vida. Cuando leí esto sentí que algunas de las personas que escribían estaban tan deseosas de una relación que incluso estarían dispuestas a entrar en una relación así, con pocas posibilidades de que sean estables y por tanto que sea una buena experiencia.

Entiendo la situación, he apoyado muchas veces a personas que se sienten solas y que ven en una relación la solución. Por eso están enfocadas en encontrar a una pareja. En mi opinión, tienen que encontrar a la persona más importante en su vida, a sí mismas. Ese es el primer paso.

Pero mucha gente no lo ve así, por eso es tan importante el trabajo de autoestima. Tienes que amarte, estar enamorada(o) de ti, para saber que eres un regalo para cualquiera que quiera tener una relación bonita. Cuando tienes esta sensación, no estás buscando, sino atrayendo y ya hablaré más adelante de esto.

¿Eres feliz contigo?

Esta es una gran pregunta si quieres encontrar una pareja. Si la respuesta es negativa o más o menos y crees que la llegada de una pareja te dará la felicidad que quieres, de veras que aún te queda trabajo de consciencia que hacer.

Te daré un ejemplo de cómo veo las relaciones. Imagina que eres imán, que atrae y hace sintonía con las personas que tienen un nivel de vibración similar al tuyo. Ese nivel de vibración es el resultado de tus emociones que vienen como consecuencia de tu sistema de creencias, que incluye tus pensamientos conscientes e inconscientes.

Cuando no te ves como una persona completa, feliz, que disfruta de su vida y crees que necesitas encontrar a alguien para que complemente tu existencia, sólo atraerás personas co-dependientes que en principio te harán sentir bien, pero que luego no funcionará porque ambos están tratando de llenar un vacío interno con algo que viene de afuera. Eso jamás resultará.

Más que encontrar, es atraer ¿Cómo atraer?

Imagina que tú sientes que tu vida es una fiesta, estás feliz de ti, de quien eres, del nivel de bienestar que tienes. Esa energía es la que atrae, no tanto tu figura, edad o belleza física. Es esa energía que emanas porque te sientes bien contigo. Entonces, no estarás buscando pareja, sino que las personas querrán estar contigo porque eres atractiva, tienes ese “no se qué” que hace que las personas quieran formar parte de tu vida. Así es como puedes encontrar a alguien, “siendo tú” más que buscando. Parece un juego de palabras y además totalmente opuesto a lo que hasta ahora has podido creer, confía en mí y mi experiencia, es así.

Entonces tu tarea es encontrar tu propia felicidad, recuperar tu amor propio si está frágil, sentirte orgullosa(o) de quien eres y cómoda(o) en tu piel. Cuando eres una “fiesta”, el invitado o la invitada adecuada llegarán a ti sin siquiera darte cuenta.

Puedes creer que es un camino más largo y allí tienes razón, pero te aseguro que valdrá cada paso que des en esa dirección, porque la consecuencia será tu plenitud y como resultado de eso, que atraigas a tu vida gente maravillosa como tú.

¿Estás abierta o abierto a una relación?

A veces, superficialmente decimos que queremos una nueva pareja, pero inconscientemente estamos llenos de temores o heridas, porque las experiencias amorosas pasadas han sido dolorosas. Si vienes de una relación donde hubo traición, es un proceso volver a confiar y abrirse a una nueva pareja.

En cual sea de los casos, es muy importante cerrar con el pasado. Sólo limpiándote emocionalmente de tus parejas anteriores podrás estar lista(o) para una nueva experiencia y que además sea distinta de las anteriores. ¿Qué significa cerrar con tus parejas pasadas? Que no haya una carga emocional cuando recuerdes lo vivido con esa persona, ya no hay rabia, dolor, tristeza, nada. Puedes hablar de la experiencia como una anécdota que te ocurrió y no con sentimientos a flor de piel.

Así mismo parte del cierre incluye el hecho que entiendas que tú tuviste una participación en ese resultado. Si aún te sientes una víctima de la otra persona y ves la historia como que tú eres el bueno o la buena y la otra persona la mala, te queda mucho por aprender. En todas las relaciones hay una corresponsabilidad y si te enfocas más en el otro, no estás ni asumiendo tu rol y menos aprendiendo de lo que esa relación tenía para ti. Esta frase puede ser dura, pero es cierta y a veces necesitamos esa claridad para que no pasemos por la misma experiencia dolorosa una y otra vez.

Tal vez con lo que escribí en los párrafos anteriores, puedes tener una visión de cómo fue que te involucraste en el pasado con determinado tipo de personas. Y eso puede ayudarte a cerrar con ellos.

Recuerda, “encontrar” una buena relación de pareja es una cuestión de consciencia y no de suerte. Así que haz tu trabajo.

Imagen de Pexels en Pixabay 



Deja tus comentarios aquí: