Cómo enfrentar la reducción de personal

Este artículo es un compendio de mis casi 20 trabajando para multinacionales, emprendiendo, siendo consultor empresarial y observando reducciones de personal en empresas donde trabajaban mis colegas en todo el mundo.

Una de las cosas más difíciles que me ha tocado en mi vida, y creo que la que más me ha quitado el sueño, en mi colorario profesional, es despedir a un empleado. Es una decisión muy dura pero que a veces hay que tomar para garantizar la competitividad y supervivencia de la empresa.

Dependiendo de la cultura, despedir un empleado puede ser más o menos traumático tanto para el empleador como para el empleado. En Europa, donde en los trabajos se asciende por –seniority-, o tiempo en el trabajo, es mucho más difícil que un trabajador mayor de 40 años consiga otro trabajo. Al despedirlo no solo estás afectando drásticamente su carrera profesional sino el futuro de su esposa y sus hijos.

En un mundo donde la globalización y la web 2.0 permiten que las funciones que antes de se realizaban en muchos países, como la contabilidad, se concentren en un solo país, es casi imposible para las grandes empresas sobrevivir si no se toman decisiones drásticas de eliminar departamentos en ciertos países.

Voy a compartir dos historias que observé y aprendí mucho de cómo se deben y como no se deben hacer las reducciones de personal:

1.- A principios de mi carrera profesional, trabajaba en una empresa multinacional que realizaba los despidos los viernes en la tarde periódicamente y los mismos eran anunciados con anterioridad. El lado negativo es el terror que se vivía esperando si te llamaban o no a recursos humanos.

Sin embargo, presencié algo sorprendente en esta empresa. Una colega tenía una oferta en otra multinacional, un viernes en la mañana, en que estaba anunciada una reducción de personal, le preguntó a uno de los vicepresidentes, ¿qué me recomiendas? Yo quiero seguir trabajando aquí ¿Espero en a la tarde para tomar la decisión si acepto o no la otra oferta o puedo rechazarla en la mañana? El vicepresidente le dijo con su cara muy lavada, no te preocupes aquí tienes trabajo seguro. Ella cómo una persona inteligente, no tomó ninguna decisión y para su sorpresa en la tarde fue llamada y despedida de la empresa. Este es el tipo de conductas que aumentan la rotación de personal y dejan mucho que desear de la calidad humana de este vicepresidente.

Otra reducción de personal que presencié de cerca fue en Atlanta, en la casa matriz de una de las empresas líderes del mercado de gaseosas en el mundo. Ellos fueron extremadamente inteligentes y escogieron un solo día para realizar todos los despidos. Los días anteriores pude observar los nervios y casi los ataques de nervios de los empleados.

Una vez que pasó ese día, hubo un malestar general, pero luego de unos días los negocios volvieron a la normalidad –business as usual-.

Mis recomendaciones para los empresarios que tienen que tomar estas drásticas decisiones son:

  1. Que traten de hacer todos los despidos el mismo día para evitar la incertidumbre de los empleados de que pueden perder su trabajo en cualquier momento.
  2. Que traten bien a los empleados que despiden con buenos paquetes económicos al despedirlos o al menos los paquetes justos que ellos merecen.
  3. Que contraten consultores que ayudan a los empleados a desarrollar sus resúmenes curriculares y les enseñan técnicas para entrevistarse para buscar otro trabajo.

Si las empresas siguen estas recomendaciones, los empleados que se quedan, sentirán que si algún día les toca a ellos ser parte de la reducción de personal, la compañía los tratará de manera justa y eso reducirá la rotación de personal.

A los equipos y empleados que se quedan les recomiendo que, junto con sus líderes, analicen muy bien las funciones de los empleados que se fueron y las de ellos mismos para que escojan las tareas fundamentales ya que es humanamente imposible que menos personas hagan las mismas tareas que se realizaban antes de la reducción de personal.

A los líderes les recomiendo que sean honestos para que mantengan la credibilidad de sus subordinados.

A las personas que pierden sus trabajos les recomiendo que no caigan en depresión, sino que se levanten y sigan hacia adelante, porque la vida continúa y el mundo le pertenece a las personas positivas y perseverantes. Ya vendrán mejores tiempos y seguro la vida les dará nuevas oportunidades. El momento de perder el trabajo es terrible pero nadie les puede quitar su experiencia, su educación y/o su capacidad de trabajo.

Los invitamos a nuestros webinars diseñados para las realidades de hacer negocios en el Sur de Florida. Estos webinars son -100 percent satisfaction guarantee or you receive your money back. No questions asked. Más información www.danielvelasquez.net  



Deja tus comentarios aquí: