¿Cómo explicar a los niños el horror?

Cuando alguna tragedia sucede, los medios de comunicación nos abruman con noticias muy fuertes que inevitablemente los niños ven. Hace poco vi un video en el que un reportero, en Francia, le preguntaba a un niño de seis años de edad si entendía lo que había sucedido en París. El nené estaba consternado y comentó que quizás debía mudarse porque había malas personas con armas.

Muchas veces se nos hace complicado explicarles a nuestros hijos tantos sucesos incomprensibles e ilógicos que pasan en nuestros países, donde miles de personas resultan muertas o heridas a causa de un conflicto. ¿Cómo calmar los temores y la gran cantidad de preguntas que nuestros niños tienen?

Considero que es muy importante hablarles tranquilamente, con palabras que transmitan calma y no odio; hay que adaptar las palabras acorde a la edad. Expertos afirman que los padres deberíamos evitar compartir estas noticias con niños menores de seis años. En casa miramos las noticias en familia y después las comentamos de manera que Fabio plantee sus inquietudes.

Siento que en ningún momento se debe ocultar lo ocurrido. Muchas veces nos callamos las cosas por no hacerlos sufrir, pero al final les genera una gran incertidumbre. No se puede negar lo que ocurre, y más si ellos mismos lo están viendo.

Decirles que aunque hay gente que hace cosas malas, como los ataques terroristas, la violencia en nuestros países, etc., siempre habrá personas que hacen cosas buenas, como los bomberos que arriesgan sus vidas, hasta personas voluntarias que pueden ayudar logísticamente en lo que haga falta.

Ojalá en todas las escuelas del mundo se tomen un instante para explicarles sobre historia y política mundial (Medio Oriente, África, Latinoamérica) así como alentarlos a que rechacen toda tentación de xenofobia y racismo. Hoy es Francia, hace catorce años fue Estados Unidos, y a diario en Venezuela, Beirut, Bagdag y muchos otros territorios suceden estas atrocidades.

Los niños son tan vulnerables, y al vivir en un mundo tan violento como padres debemos ofrecerles una base fuerte espiritual, moral, familiar, debemos guiarlos por un camino lleno de amor, de principios.



Deja tus comentarios aquí: