¿Qué hacer con los antojos navideños?

Navidad es una fecha para compartir, disfrutar, dar, recibir, reír, regalar… ¡y comer!

Ahora que se acercan las fiestas decembrinas, seguramente ya has sentido la presión de consumir alimentos con altas cantidades de calorías, azúcares y grasas. Los postres y platillos navideños se caracterizan por tener ingredientes que, a mediano corto plazo, pueden afectar tu peso y tu salud.

Resistirse a los platillos navideños puede ser difícil, pero no es una misión imposible. Sin embargo, tu dieta no tiene por qué ser una camisa de fuerza. Hoy queremos darte algunos consejos para evitar los excesos en navidad.

  1. Cuida las porciones: ¡típico!, ¿ves una mesa llena de dulces y quieres comerlo todo? Trata de controlar tus ansias por el dulce y sirve en tu plato solo lo que vayas a comer en porciones moderadas.
  2. Prepara postres más saludables: la clave es la sustitución de alimentos. Usa, por ejemplo, harina integral en vez de la refinada; leche de almendras en vez de la de vaca; tofu en lugar de queso.
  3. ¡No repitas!: esta es una de las tentaciones más comunes. Si hay tanta comida, ¿por qué no repetir? ¡Un gran error! Para que evites las ganas de comer más de la cuenta, sírvete lo justo y retira el resto de la comida de tu entorno inmediato.
  4. Consume menos azúcar: los postres azucarados son una tentación terrible, pero las ganas de consumirlos se reducen cuando conoces los daños que puede causar este ingrediente en tu organismo. Pero, ¿quien dijo que debes privarte del rico sabor de los postres? Una buena opción es que sustituyas el azúcar por edulcorantes naturales, como la stevia.

Ahora sí, ¿estás preparado para disfrutar de la navidad sin preocuparte por tu peso? ¡Buen provecho!



Deja tus comentarios aquí: