Cómo hacer el mejor Curriculum: ¡Marca tu Diferencia!

En vez de un listado de cargos y estudios universitarios, el Curriculum Vitae debe ser un documento estratégico, revisable en 8 segundos, que refleje los talentos y rasgos de personalidad que hacen de ti un recurso humano rentable. A continuación, aspectos clave para realizar un CV que destaque y te diferencie; en una próxima entrega publicaremos los puntos básicos de estructura y estilo.

El Curriculum Vitae (C.V.) es pieza central del marketing kit de carrera, una herramienta de venta que presenta información estratégica sobre lo que has hecho y lo que ofreces; es un documento táctico cuyo principal objetivo es generar intriga e interés de parte de quien lo recibe para conocerte en persona.

De contenido adaptable a mercados y circunstancias, el CV debe presentar en forma elocuente aspectos sobre la marca personal y las ventajas comparativas que todo individuo tiene con respecto a los otros.

Según datos de la industria de desarrollo de carrera en los EEUU, el C.V. debe poder ser escaneado en tan solo 8 segundos, no sólo por máquinas programadas para identificar palabras clave, o por el ojo de personas entrenadas para identificar rápidamente aspectos específicos para preseleccionar al portador en procesos de selección, sino por el ejecutivo o gerente que en poco tiempo necesita saber si tal individuo es apto o no para una posición.

“El principal objetivo del C.V. es generar invitaciones para entrevistas” (1); abre oportunidades para encuentros directos y facilita el acercamiento a empleadores potenciales.

La realización o actualización de un C.V. eficaz no necesariamente debe seguir reglas estrictas. Sin embargo, hay aspectos básicos que es recomendable respetar (lo publicaré en un próximo artículo), así como otros menos obvios que hacen del documento un valioso recurso de diferenciación y posicionamiento profesional; una carta de presentación y siembra de credibilidad. Estos últimos los listo a continuación:

  • ¡Título e introducción son fundamentales! – Coloca un título que refleje o insinúe tu objetivo (Ej. Coordinador de Recursos Humanos), así como un párrafo introductorio de 4 a 5 líneas, ocupando aproximadamente ¼ de página, con texto suficientemente preciso para dar una idea general sólida y generar interés por tu perfil. Se trata de un resumen que debe ser expandido a lo largo del resto del documento.
  • Ordena los bloques informativos (ver abajo: “Estructura y Contenido”) equiparando la relación entre perfil (ejecutivo, gerente, medio, iniciante) y propósito, haciendo especial énfasis en los aspectos que se desea llamen más la atención al lector.
  • Demuestra el “Retorno a la Inversión” que el empleador recibiría al contratarte. Expresa qué ofreces incluyendo la mayor cantidad posible de logros. Expresa resultados y hechos a través de datos cuantitativos (utiliza fechas, datos porcentuales, numéricos, monetarios; de mercado, financieros, líneas de producto, ensamblaje, marca y demás).
  • Utiliza palabras o términos poco comunes al referirte a rasgos de personalidad, operativos, gerenciales y de comportamiento (Ej. A “Habilidades Interpersonales” agrega “escucha activa” o “empático y paciente”).
  • Lista las “Habilidades Transferibles” o competencias valederas en diversas industrias o áreas organizacionales (Ej. “Análisis de modelos negocio”, “Conciliación y negociación”, “Relaciones multiculturales”).
  • Incluye una declaración de marca que presente tu filosofía de gestión profesional en tan sólo un par de líneas.
  • Incluye “Estudios de Caso” que resuman la experiencia, los logros y talentos de acciones o responsabilidades destacadas en cada cargo ocupado. Sé breve; guarda explicaciones más elaboradas para encuentros directos o entrevistas.
  • Describe quién es cada uno de tus ex empleadores, principalmente cuando están ubicados en regiones geográficas o culturales disímiles, incluyendo una o dos líneas descriptivas de su magnitud, posición de mercado, fundación o equivalentes.

Recuerda que un Curriculum Vitae no es la única pieza en un proceso de mercadeo personal y búsqueda de oportunidades profesionales. Su uso debe ir acompañado en muchos casos de otros documentos que conforman un Portafolio Profesional (incluyendo Biografía Profesional, Casos de Suceso, Cartas de Referencia, entre otros).

Y lo más fundamental, el C.V. de alguna forma es causa y efecto en cualquier proceso profundo de Desarrollo de Carrera y Reputación en el cual nos sometemos a la evaluación de objetivos, valores y competencias; diseñamos planes de acción y posicionamiento, y somos protagonistas de un proceso continuo e intencional de networking profesional.

A través del C.V. mostramos nuestra singularidad y competitividad; el C.V. es una muy inspiradora fuente de autoconfianza y autoconocimiento.

Busca en mi próximo artículo, los puntos básicos (de contenido, estructura y estilo) para la realización del mejor C.V!

Referencias:

  • “What Color is your Parachute –A Practical Manual for Job Hunters and Career Changers”. Richard Nelson Bolles. 10 Speed Press (2007). Pg. 60.
  • “Career Distinction. Stand Out by Building your Brand” –William Arruda & Kirsten Dixson (2007)
  • “Career Management Coaching” Program Handouts. Career Coach Academy U.S. (2011-2099)



Deja tus comentarios aquí: