¿Cómo hago para que mi hijo pase menos tiempo en el smartphone o tableta?

La tecnología ha ganado un espacio importante en nuestras vidas: Televisor, smartphones, computadoras, tabletas, videojuegos y un sinfín de dispositivos electrónicos. Si bien es cierto que nos facilitan muchos aspectos cotidianos, también hemos visto cómo algunos otros se han visto afectados negativamente.

Las relaciones interpersonales y la atención que prestamos a nuestras responsabilidades parece ser el tema en el tope de estos «dolores de cabeza». La adicción a la tecnología, la necesidad de estar siempre conectados, la sufren desde los más grandes hasta los más pequeños de la casa. Y es, precisamente, la generación más joven, nativos digitales, quienes se familiarizan a temprana edad con esos aparatos a quienes les cuesta más darle una dimensión justa a su uso.

Uno de los quejas más típicas de los padres es la pelea diaria con sus hijos por las horas que pasan al frente de cualquier pantalla, así como la apatía por otras actividades distintas al chat, videojuegos o programas de TV. Los hábitos, así como la educación, empiezan en casa, así que hoy te compartimos estos consejos que recogimos de algunos expertos para comenzar a trabajar:

  • Dar el ejemplo: Los primeros aprendizajes se realizan a través de la observación y la imitación de los mayores que rodean al niño. ¿Estás siempre conectado, revisando tu teléfono o tu tablet? Tu hijo seguramente tomará esto como un comportamiento «normal y correcto», por lo que le parecerá injusto que demandes una actitud diferente a lo que está acostumbrado a ver.
  • Acércate y disfruta a tus hijos: Darles un dispositivo electrónico a los hijos, les puede parecer a algunos padres una solución rápida para mantener quietos a sus hijos. ¿Por qué no aprovechas para conversar con ellos cómo les fue en el día? ¿Motivar su curiosidad y contarles historias? De esta manera conocerás mejor su rutina, sus intereses, sus inclinaciones…
  • Establece horarios y reglas: Este ítem es base para muchas cosas en tu camino como padre. Si bien queremos disminuir las horas que están frente a una pantalla, no se trata de suprimirlo totalmente. Definir un horario, les permite disfrutarlo pero de manera más consciente.
  • Dile NO a los dispositivos en su habitación: Tener los aparatos tan cerca y a su alcance provocará que quieran usarlos más constantemente, además no podrás supervisar completamente el uso que le dan. También podrían estar durmiendo menor cantidad de tiempo, ya que en lugar de descansar aprovecharían esta situación para conectarse y jugar.
  • Juegos en casa o al aire libre: Intenta que las salidas a parques, zoológicos y plazas sean parte de los planes familiares. En vacaciones, incluye campamentos o salidas a la playa, situaciones que lo pongan en contacto con la naturaleza, pero también con nuevos retos. Para los días más tranquilos, puedes probar estos 30 juegos para hacer dentro de casa.


Deja tus comentarios aquí: