Cómo ir vestido al gimnasio

Para ir al gimnasio hace falta vestir con la ropa adecuada, de la misma manera que se haría en cualquier otra circunstancia (para una boda, para ir a la playa…). La ropa para ir al gimnasio cuanto más específica sea mejor, ya que a pesar de lo que se cree, no basta con llevar un chándal cómodo.

Calzado

Lo más importante a la hora de hacer deporte es el tipo de calzado. Al momento de comprar zapatillas deportivas de hombre o de mujer lo primero que hay que elegir es la talla exacta para inmovilizar el tobillo y así evitar lesiones, y que sean transpirables para que el pie esté lo más fresco posible. La amortiguación también es un factor a tener en cuenta, ya que permite apoyar el pie con fuerza sin que se dañen las articulaciones.

Camisetas transpirables

Por lo general, la gente cree que las mejores camisetas para hacer ejercicio son las de algodón, pero cuando vas a sudar no es la mejor opción, ya que el algodón absorbe el sudor provocando mal olor en la ropa. La mejor composición son las fibras de spandex, más comúnmente conocidas como lycra. Es un material muy flexible y ligero, lo que le proporciona más transpiración que otros materiales, y también permite que se seque rápidamente.

Mallas elásticas

Para la parte inferior la mejor opción son las mallas, cortas o largas, pero muy elásticas. Hay que evitar tejidos poco o nada elásticos, ya que supondrán un obstáculo a la hora de realizar ciertos movimientos, además de ser muy incómodos durante el entrenamiento. El material, cuanto más transpirable mejor para mantenerse fresco.

Complementos

El complemento estrella en el gimnasio es la toalla. Se puede tener a mano mientras hacemos ejercicio para poder secarnos el sudor. Si elegimos usar máquinas o mancuernas, unos guantes serán imprescindibles para evitar que se nos resbale por tener las manos sudorosas.

 

Este post forma parte de los artículos patrocinados de Inspirulina.



Deja tus comentarios aquí: