¿Cómo liberarte de pensamientos nocivos?

¿Cómo liberarte de pensamientos nocivos?

Somos lo que pensamos, porque los pensamientos nos llevan a un mar de sentimientos y emociones y desde allí actuamos y, lo que hacemos hoy dibuja nuestro mañana.

Nuestros pensamientos son producto fundamentalmente del aprendizaje que hemos desarrollado a lo largo de los años, en especial por las vivencias sociales, lo que nos dijeron, nos enseñaron y la forma como la interpretamos, y es vital entender esto si quieres cambiarlos.

¿Cómo?

Quiero invitarte a considerar esos pensamientos como componentes de tu cerebro, de lo que tienes almacenado y de la forma en que procesas la información, tal cual una computadora muy poderosa, pero la buena noticia es que somos algo más que una maquinaria física programada, siendo el alma lo que nos permite tomar el control.

Pero sucede que solemos andar en automático, los pensamientos van y vienen, saltan de un lado a otro y nosotros sentimos y actuamos en consecuencia, y he allí el punto clave, ese andar en automático, ese entregarse.

¿Se puede cambiar?

¡Por supuesto!, a través de la observación consciente que no es otra cosa que prestar atención a eso que piensas, para así identificar si le agrega valor a tu vida o te minimiza, te entristece, te derrumba, porque el darse cuenta, aunque suene obvio es algo que no suele ocurrir.

Desde esa identificación, el trabajo consiste en crear pensamientos sustitutos, distintos, positivos, enriquecedores, tantas veces como sea necesario, porque es la persistencia y constancia lo que permite reprogramar, tal cual fueron creados los negativos que hoy pueden acompañar tu vida.

Es dejar de sentirse marioneta de tus pensamientos para entender que no solo puedes identificarlos, sino que puedes modificarlos con esfuerzo consciente.

Te invito a ser el programador de tu mente, a entender que tu software no es definitivo, que puedes resetear con atención, cuidado y constancia, que estás en el derecho y quizás en el deber de restar esos pensamientos que funcionan como malware, como virus de tu bienestar, para introducir nuevos programas, actualizaciones que te lleven a estar feliz y positivo ante la vida.



Deja tus comentarios aquí: