¿Cómo lidiar con las críticas?

¿Cómo lidiar con las críticas?

La crítica es un juicio de valor que una persona hace sobre otra el cual en ocasiones es comunicado en forma directa y otras veces es transmitido detrás de nosotros, a nuestra espalda.

El aprender a manejarlas es fundamental porque es tan sencillo como entender que no podemos evitarlas, siempre habrá gente que nos critique así como nosotros criticamos.

 Si somos demasiado sensibles a las críticas no somos libres, muchos sueños pueden ser truncados, puede verse disminuida la estima personal y se afectan las relaciones con los demás.

Estos juicios en especial cuando son emitidos o percibidos en forma negativa pueden arruinar un día, hacer que nuestra motivación decaiga y que nos quedemos en malestar, por ejemplo:

Llegas a tu trabajo y tu jefe te reclama el trabajo que presentaste, o vas a clases y te enteras que reprobaste o sacaste una baja calificación en el examen, un compañero te critica la ropa que te pusiste, tu pareja te dice que está harto ¿es un mal día o más bien un día normal? ¿Eres capaz de tolerar esto?

El punto más allá de tolerar esa crítica recibida es aprender a manejar lo que hacemos con ella, es normal el sentir desagrado o personal ante un comentario negativo, en especial si se percibe como destructivo, eso está bien, el verdadero proceso resiliente no se ubica en el no sentir sino en ser capaz de, permitirse sentir eso que desagrada y diseñar acciones para poder salir de allí y hacer de eso que nos impacta una peldaño o reto para superarnos.

¿Todas las críticas impactan igual?

Hay una serie de factores que sirven de catalizadores o que generan un impacto superior, ¿Cuáles son?

Personalización: juicios que muchas veces pasan la línea de una opinión sobre una conducta para transformarse en una etiqueta a nivel personal, por ejemplo, no es lo mismo decir eres un incapaz o señalar directamente el error cometido en la realización de una tarea, no es lo mismo decir vives en las nebulosas que señalar un momento particular de distracción… en este caso, la generalización (siempre y nunca) como la vinculación personal puede ser sumamente dañino.

Consecuencias de la crítica: en ocasiones se presenta como una oportunidad de mejorar, en otras como condena, por ejemplo la culminación de una relación.

Emisor de la crítica: Otro elemento importante es la persona que emite la crítica, hay que tomar las cosas de quien vengan.  Otras veces ese emisor somos nosotros mismos, esa voz interna que nos acompaña para criticarnos.

Relación de la crítica con lo que creemos de nosotros mismos: Cómo se relaciona con nuestra propia percepción, por que te digan eres gordo si eres flaco es distinto a que te llamen gordo y tu estés luchando con tu sobrepeso, es decir, si eso que te dicen es algo que cuestionas tu mismo es como recibir sal con una herida abierta, te va a arder.

La crítica la debemos tomar como un desafío para seguir creciendo no para hundirnos. ¿Qué impacto tienen las críticas en tu mente en tu alma?  Piensa en una situación en la que te hayan criticado a ti. ¿Te ayudaron?, ¿te hicieron sentir mejor?, 

Ahora bien, ¿todas las críticas son iguales? y la respuesta es no, y la diferencia depende fundamentalmente de la intención con que es emitida, la forma en que se emite y la manera en como se recibe.

La primera gran diferenciación que podemos establecer es en relación a si construye (suma) o destruye (resta) por eso se habla de criticas constructivas o destructivas. Mientras que la constructiva se orienta a ayudar a la persona a crecer, la destructiva busca anular o minimizar

De acuerdo a la intención con que se emite: cuando la misma es aportar contribuir a la mejora del otro hablamos de una crítica constructiva, pero cuando el fin es la ofensa o el menosprecio se trata de una crítica destructiva

La forma en que se emite también influye en su calificación como destructiva o constructiva, las palabras que se utilicen, y la manera en que se pronuncien son determinantes en esta calificación

Además, la forma en que quien recibe la critica la interpreta juega un papel importante en las consecuencias, es decir, sea positivo o negativo desde su emisión, nuestra percepción, también hará que la vivamos como una posibilidad de mejora o como una ofensa, es decir, la interpretación que hagamos de la crítica juega un papel importante en cómo la procesamos.

Forma adecuada de emitir una crítica:

  • Que el afecto quede claro al hablar.
  • Estar basada en el respeto. Sin ofensas.
  • Expresarla en el momento adecuado. Debemos saber cuando esa persona está preparada para recibirla.
  • Buscar un ambiente calmado siempre será una buena opción.
  • El tono con el que se exponga debe ser amigable. No se trata de imponer, sino de hacer ver al otro que puede que esté equivocado. Para ello es muy importante la entonación que utilizamos al transmitir el mensaje.
  • Estar planteada de manera coherente. Es mejor evitar divagaciones y dar mensajes claros.
  • Ser consecuentes con nuestra exposición. Lo que le critiquemos al otro no podemos estar haciéndolo nosotros por otro lado, hemos de ser consecuentes con lo que opinamos. Ser modelo como es el caso de los padres.
  • El otro tiene derecho a réplica. Al igual que tenemos el derecho de opinar sobre algo con lo que no estamos de acuerdo, la otra persona lo tiene para contestar sobre tal crítica.

Impacto  de las criticas en la mente y en el alma

Las criticas pueden afectar mucho nuestra mente y alma y dejar heridas difíciles de borrar, en especial , La crítica mal manejada puede dar lugar a una crisis que de no ser sanada puede reaparecer (detonarse en distintos momentos de la vida) y puede afectar la autoestima, los logros y las relaciones interpersonales.

Una de las  diferencia entre aquellas personas que salen adelante y las que fracasan suele ser su capacidad para gestionar las críticas. Estas dañan nuestra autoestima, lo que provoca que dejemos de afrontar muchos retos por miedo a exponernos a más críticas y es que suele suceder que nos educan para acoplarnos a ser perfectos no para ser felices

La defensa contra las críticas es la autoestima, revisar  de dónde proviene el control de nuestra vida, ¿de lo qué digan los demás o de nosotros mismos?

Se trata de ubicarse en una de dos posiciones:

  1. Sentir que tenemos las llaves de nuestro destino, en cuyo caso nos sentimos más capacitados y libres para actuar y hacer los cambios necesarios.
  2. Sentir que estamos en manos de algo o alguien más, que decide por nosotros sin nuestro consentimiento y que puede hacer que nuestra vida se convierta en un pantano de desgracias. Esto, por supuesto, hará mucho menos probable que trabajemos para realizar cambios en nuestras circunstancias actuales o en nosotros mismos.

Las personas con predominio del locus de control interno  tienen mayor probabilidad de asumir la responsabilidad de sus acciones y tienden a estar menos influenciados por las opiniones de otras personas

Cuando el control es externo las personas suelen ser muy sensibles y por ende  son extremadamente frágiles desde el punto de vista emocional. Cualquier crítica, incluso realizada de forma correcta y con la mejor intención, puede hacerles torturarse durante días, ya que no poseen un autoconcepto sano que les haga juzgar la crítica y aceptarla para mejorar

Incluso cuando una situación parece muy personal, por ejemplo cuando alguien te insulta directamente, eso no tiene nada que ver contigo. Lo que esa persona dice, lo que hace y las opiniones que expresa responden a los acuerdos que ha establecido en su propia mente, de modo que un excelente camino es no tomarlo personal.

Lo que pienses de mí no es importante para mí y no me lo tomo personalmente. Pienses lo que pienses, sientas lo que sientas, sé que se trata de tu problema y no del mío. Es tu manera de ver el mundo. No me lo tomo de un modo personal porque te refieres a ti mismo y no a mí. Los demás tienen sus propias opiniones según su sistema de creencias, de modo que nada de lo que piensen de mí estará realmente relacionado conmigo, sino con ellos.

No te tomes nada personalmente porque, si lo haces, te expones a sufrir innecesariamente. Solemos ser adictos al sufrimiento en diferentes niveles y distintos grados; nos apoyamos los unos a los otros para mantener esta adicción sufriendo en conjunto, ayudándonos a sufrir..

Es una gran virtud del hombre sereno oír todo lo que censuran contra él, para corregir lo que sea verdad y no alterarse por lo que sea mentira” (J.W. Von Goethe). 

Influyen mucho las experiencias vividas a través de nuestra vida, una persona que ha sido engañada varias veces, ya se ha en el aspecto emocional, económico, etc., etc. Esta persona es más susceptible a juzgar o a etiquetar a los demás por la sencilla razón de que estará a la defensiva, por miedo a ser lastimada o lastimado.

Herramientas para transformar la critica en reto y transformación personal

  • Solemos reaccionar negativamente a las críticas, tendemos a interpretarlas como destructivas, las percibimos como un ataque y pueden dañar nuestra autoestima. Es muy útil validar con un ¿Por qué me lo dices? ¿Qué objetivo persigues al decir esto?
  • Aceptar que tenemos derecho a equivocarnos y los demás también.
  • Liberarnos de la necesidad de aprobación ya que es imposible agradar a todo el mundo.
  • Evaluar sin ego la crítica ya que puede proporcionarnos información valiosa para conocernos mejor cuando son realistas. 
  • Quedarte en silencio y sonreír compasivamente si tienes la certeza que el único objetivo de la persona es destruir, simplemente lo desarmas.

Entiende que para la mayoría de personas, es más fácil encontrar defectos que virtudes: Haz algo mal y te lo dirán de inmediato. Haz algo muy bien y puede que sea ignorado. Toma lo que te pueda ser útil para tu crecimiento y deja ir lo demás, es problema del emisor de la crítica, no tuyo. Busca amarte y elogiarte cada vez que te sea posible, reconoce cada logro que hagas y entiende que las críticas son parte de la vida y puedes desarrollar el arte de lidiar con ellas.

Foto creado por lookstudio – www.freepik.es



Deja tus comentarios aquí: