¿Cómo limpiar el refrigerador?

Desde hace más de una década, en Estados Unidos se reserva el 15 de Noviembre para celebrar el día Nacional de limpiar el refrigerador. No queda muy claro su origen, algunos hacen referencia a una conocida marca de electrodomésticos y otros simplemente lo asocian a un hábito asociado a la celebración del Día de Acción de Gracias y la necesidad de abrir espacio para el pavo y todas esas comidas deliciosas típicas de las festividades. Aún cuando usted no celebre esta festividad, le recomiendo realizar una limpieza profunda al menos 4 veces al año y limpiezas más sencillas al menos una vez al mes, luego de las festividades. En este post compartiré con usted las mejores prácticas para limpiar el refrigerador.

En el post ¿Cómo tener una CocinaSegura? les comentaba que más allá de un tema estético, mantener la cocina limpia y organizada mantiene a las Enfermedades Transmitidas por los Alimentos fuera de su rango de acción, pues los microorganismos que las causas aprovechan cualquier residuo de alimentos para desarrollar una colonia que puede enfermar a toda la familia.

Pongamos manos a la obra, reserve al menos una hora para esta tarea así no lo hará apurado o dejará a medias el trabajo y si tiene chicos en casa puede pedirles su colaboración, iniciarlos en estos temas resolverá muchos problemas más adelante, se los garantizo.

Lo primero que debemos hacer es retirar todos los envases, bolsas, frascos del refrigerador. Revise las fechas de vencimiento de los productos envasados y descarte aquellos que ya estén vencidos. Si ha escuchado por allí que consumir productos cercanos a su fecha de vencimiento está bien, lo invito a revisar mi publicación ¿Qué pasa si como un producto después de su fecha de vencimiento?

Si organizó bien las sobras, seguro colocó las fechas en las que las envasó por lo que podrá decidir si un producto tiene demasiado tiempo allí y ya no es seguro para la familia consumirlo. A veces sucede, se nos pasan los días y olvidamos algunas sobras que en su momento decidimos guardar para después. Una excelente forma de mantener un recordatorio, es incluir las sobras en la planificación semanal de las comidas familiares, así no se pierde nada. Puede consultar la guía ¿Cuánto duran los alimentos en el refrigerador? si tiene dudas.

Ahora vamos a limpiar el refrigerador. Verifique que las bandejas sean removibles, de ser así retírelas para hacer la limpieza. Si no se pueden retirar, le sugiero desenchufar la nevera por un rato para minimizar el gasto de energía. Necesitará entonces una esponja o paño suave (no abrasivo) y una solución jabonosa diluida (una cucharada de jabón líquido en una taza de agua puede servir).

Este será un magnifico ejercicio de meditación activa si así lo decide, pues al prestar atención a la limpieza de cada una de las piezas, su mente estará enfocada en el momento presente, aliviando las tensiones del momento por estar atentos a lo que pasará después o lo que sucedió con anterioridad.

Si tiene ayudantes, pídales que le ayuden a secar las bandejas y gavetas… Si no los tiene, déjelos secar solitos.

Ahora pasemos al refrigerador en sí mismo. Aquí puede usar la misma solución jabonosa diluida o si tiene alguna botella con aspersor (spray) le resultará muy útil para llegar a las zonas más lejanas del equipo. Recuerde utilizar un paño suave, si necesita retirar alguna mancha difícil use una solución un poco más concentrada, pero por ninguna razón use esponjas abrasivas, esto puede causar daños irreversibles en el recubrimiento del refrigerador afectando sustancialmente su desempeño posterior. Use un paño limpio para retirar los restos de jabón y secar lo que haya quedado muy húmedo. Si encuentra que su refrigerador tiene mal olor puede usar una pasta de Bicarbonato de sodio para limpiar y desodorizar.

Luego coloque nuevamente las bandejas y gavetas y antes de colocar los alimentos, revise que estén bien limpios.

La última fase de este trabajo será limpiar la superficie externa del refrigerador, haciendo hincapié en el mango de la puerta, la zona más peligrosa de todo el aparato pues están en contacto constante con las manos de todos y no siempre tenemos la precaución de lavarlas antes de abrirlo. Recuerde que debe usar una solución y un paño suaves para evitar el daño permanente en esas superficies. ¡Hasta la próxima!



Deja tus comentarios aquí: