Cómo mejorar la comunicación con tus amigos

El contexto de vida moderno no siempre crea unas condiciones óptimas para la amistad puesto que el exceso de ocupaciones y las dificultades de la conciliación laboral, relegan en muchos casos, los momentos de amistad para fechas concretas, por ejemplo, las fiestas de Navidad que cada vez están más próximas en el tiempo. La calidad de la amistad se nutre de la comunicación que es clave para fomentar la confianza plena, tener una intimidad verdadera y establecer lazos sinceros. La importancia del amor y la amistad es clave en la vida. 
¿Cómo fomentar el diálogo asertivo con tu grupo de amistades?
  1. Disfruta de los momentos compartidos como un regalo de la vida. A través de los momentos de amistad, no solo conoces mejor a tus amigos, también a ti mismo.
  2. Toma la iniciativa para proponer planes en común. Pero también, ten la libertad para aprender a decir no. Si por ejemplo, un amigo te propone un plan para hoy y, por el motivo que sea, no puedes o prefieres dejarlo para otro momento, expresa tu respuesta con cariño y empatía. Pero siempre dejando la puerta abierta para un próximo encuentro.
  3. Una amistad verdadera solo se alcanza cuando tienes la humildad de pedir perdón ante un error. Y también, cuando eres perdonado ante un fallo concreto. La amistad es bidireccional. Concéntrate en aquello que depende principalmente de ti.
  4. ¿Qué inquietudes en común compartes con tus amigos? Es  decir, concéntrate en aquello que te une a cada persona. Por ejemplo, si te encanta el arte y tienes un amigo a quien también le encanta visitar exposiciones en museos, entonces, activa este tipo de ocio cultural en vuestro tiempo libre.
  5. No idealices la amistad. Si lo haces, corres el riesgo de que nadie esté a la altura de tus expectativas. Aprende a dar antes  de recibir. Y también, pide en lugar de  exigir. Pero antes de pedir, es recomendable que te preguntes si tú mismo está dispuesto a dar aquello que pides.
  6. En la amistad hay momentos para todo. Temas de conversación distendidos que aportan sentido del humor. Momentos más profundos. Rutina con un sabor más gris. Diversión de celebraciones  de cumpleaños. Y también, claro está, algunos momentos de aburrimiento o incluso, situaciones de crisis. Sin embargo, solo si cultivas una  amistad puedes ver su evolución. Solo dedicando tiempo a los lazos personales, consigues que avancen.
  7. Mantén espacios personales propios porque es posible compatibilizar pareja y amigos con éxito. La amistad no es un sucedáneo respecto del amor sino un pilar igualmente valioso. 


Deja tus comentarios aquí: