¿Cómo olvidar a esa persona?

¿Cómo olvidar a esa persona?

Esa es la pregunta que me formularon y ¡vaya pregunta!, de hecho no sabes lo que me encantaría tener una fórmula mágica o una pastilla que actuara con las funciones del computador alt/control/ suprimir y así, de forma inmediata poder olvidar a esa persona que ya no está en tu vida, liberándote de la incomodidad y pesadez de pensar una y otra vez en ese ser, en lo que pasó y peor aún, en lo que podría haber pasado.

Antes que nada quiero compartirte un fragmento de la película comer, rezar, amar que es muy poderoso en este sentido

«El problema es, que no puedes aceptar que la relación haya sido tan corta. Eres como un perro abandonado, estás lamiendo el plato de agua vacío, tratando de encontrar alimento donde ya no lo hay. Y si no tienes cuidado, eso puede estancarte para siempre y hacer tu vida miserable. Así que déjalo ir.¨

¨Pero lo amo¨.

¨Pues ámalo.¨

¨Pero lo extraño.¨

¨Pues extráñalo.¨

Cada vez que pienses en el, mándale amor y Luz. Después deja ir el pensamiento. Solo tienes miedo de dejar ir los últimos pedazos de David porque después de eso, estarás sola. Pero esto es lo que tienes que entender, Groceries. Si despejas todo el espacio en tu mente que ahora estas usando obsesivamente en esta persona, tendrás la perfecta vacuna, un espacio libre- una puerta. Y ¿adivina que traerá el Universo por esa puerta? De pronto mucha luz entrará, Dios entrará, y te llenará de tanto amor como jamás lo imaginaste. Así que deja de estar usando a David para bloquear esa puerta. Déjalo ir.»

Con este texto tan ilustrativo encontramos esa fórmula perfecta para manejar el olvido y, lo primero es no resistirnos cada vez que esa persona pase por nuestra cabeza, resistirse es quitarle legitimidad a nuestro sentir; segundo no engancharnos, alejar el apego, si se fue se fue, y sé que estarás pensando ¡qué fácil se dice! Pero es que es así, aferrarte no va a ser que recuperes lo que no es, no pudo ser y lo más probable ya no debe ser en nuestra vida; por eso me encanta cuando le dice: “Cada vez que pienses en el, mándale amor y Luz. Después deja ir el pensamiento.” Y para finalizar, entendamos que por algo ya no es y que esto no significa soledad, confía que hasta que no cierres la puerta es complejo abrir las nuevas que la vida tiene dispuestas para ti, y siempre hay nuevas ventanas y nuevas puertas.

Yendo a la parte práctica o conductual, este proceso requiere de ti una serie de acciones que son fundamentales para dejar ir:

  1. Contacto cero: a menos que quieras seguir hurgando en la herida e impedir que se forme la cicatriz que dará paso a una nueva piel es necesario que pierdas el contacto, que dejes de frecuentar los lugares que esa persona frecuenta con la esperanza de encontrarlo, llamar para escuchar su voz y luego trancar el teléfono, perseguir en las redes sociales, la idea es eliminar los estímulos y dentro de eso dejar de nombrar a esa persona, dejar de hablar de ella.
  2. Transfórmate tú en tu amor: dedícate a hacer eso que te gusta, inscríbete en ese curso que siempre quisiste hacer pero que abandonaste por un tema de tiempo, consiente y cuida tu cuerpo y aún mas tu alma, recupera tus amistades y ¿por qué no? Ábrete a desarrollar otras nuevas
  3. Tiempo al tiempo: obvio que una relación y en especial esa donde los sentimientos fueron profundos no se olvida de la noche a la mañana, la idea no es engañar sino facilitar la superación, pero si sigues estos pasos verás que cada día es una prueba superada y un escalón avanzado hasta que llegue ese maravilloso día donde sentirás que lo has superado. ¿Duele? Si ¿Se supera? Seguro si es tu decisión.

Si lo deseas antes de lo que te imaginas te encontrarás a una persona que huele a olvido mientras te invade tu propio olor a amor propio y eso es sencillamente una sensación maravillosa y de crecimiento.

Foto creada por solominphoto – www.freepik.es



Deja tus comentarios aquí: