Cómo perder peso rápidamente en tan solo 3 sencillos pasos

Cómo perder peso rápidamente en tan solo 3 sencillos pasos

Al momento de adelgazar resulta esencial acompañarlo de un rumbo saludable: uno que estimule la pérdida de grasa, y al mismo tiempo ayude a conservar el músculo con el objetivo de aumentar las posibilidades de no recuperar los kilos perdidos. 

Antes que nada, ¿Qué es adelgazar rápido?

En un estudio que se le realizó a unas 21.000 personas, se ha logrado observar que aquellos que desean adelgazar acostumbran a bajar de 500g a 900g por semana. 

Si bien en teoría perder 4.5kg en 7 días podría ser algo viable para algunos, principalmente para aquellos que experimentan sobrepeso, para la gran mayoría no es algo normal y realista. Por tal motivo, se considera que perder más de 900 g por semana, se la denomina como una pérdida de peso “rápida”. No obstante, posiblemente algunas personas podrían creer que no es lo suficientemente veloz. 

Dicho esto, ¿Qué hay de la reducción calórica intensa? 

Aun cuando la restricción de calorías de forma brusca podría hacer que la pérdida de peso aumente significativamente, ingerir menos calorías de las que el organismo requiere podría resultar en un efecto adverso y nocivo para el cuerpo, según explican los especialistas de la empresa fabricante de Saxenda, un suplemento de venta libre aprobado por la FDA – Food and Drug Administration – que ayuda a los adultos a reducir y controlar su peso en combinación con una dieta saludable.    

Es importante mencionar que la reducción calórica intensa podría desencadenar la sensación de insaciabilidad, privación y agotamiento. Sin mencionar que normalmente induce a la pérdida de masa magra o músculo. 

Una dieta veloz, sana y sostenible

De acuerdo a estudios recientes, al parecer las personas que pierden peso de manera rápida poseen las mismas probabilidades de conservar dicha pérdida que aquellas que lo hacen de manera progresiva (2). 

Por ello, en el caso de que desee comenzar a perder peso de manera saludable mientras disfruta de alimentos nutritivos además de deliciosos que no generan la sensación de hambre ni privación, a continuación podrá aprender como algunas pautas sencillas hacen que esto sea posible. 

1- Disminuye los carbohidratos

De acuerdo a un estudio de alto nivel, las dietas reducidas en carbohidratos, denominadas KETO, ayudan a disminuir la sensación de hambre. Por lo que, lo más oportuno es comenzar a eliminar aquellos alimentos altos en carbohidratos como el pan, pastas, dulces y similares.  

Diversas investigaciones, demostraron que comer bajo en carbohidratos para conservar el peso nuevo ayuda en la conservación del alto índice metabólico, incrementando de esa forma las posibilidades de no recuperar el peso perdido. (1)

2- Ingiere buenas cantidades de proteína

Como bien sabemos, la proteína es un nutriente esencial que el organismo precisa para la subsistencia y su desarrollo. Esto se debe a que la misma posee un beneficioso “efecto térmico”, en comparación con la grasa y los carbohidratos.¿Qué quiere decir esto?, que el cuerpo quema mayor porcentaje de calorías al ingerir proteínas en relación a los otros macronutrientes. (3)

En pocas palabras, podría decirse que ingerir altas dosis de proteína ayuda a la tan importante conservación de masa magra y al mismo tiempo previene que el metabolismo disminuya en tanto reduce peso. (4)

3- Consume verduras sin almidón

Las legumbres o vegetales de hoja verde son alimentos perfectos para perder peso de manera veloz. Si bien son bajas en calorías y carbohidratos, ofrecen un rico porcentaje en fibra que ayuda a sentir la sensación de saciedad. 

Por ejemplo la dieta Atkins, ha acompañado a miles de millones de personas a bajar de peso, la misma sugiere ingerir dos tazas de vegetales de hoja verde y una taza de otras legumbres baja en carbohidratos periódicamente. Dicha recomendación surge del objetivo de obtener una reducción de peso veloz en lo que dura la etapa inicial de la dieta. 

En una investigación llevada a cabo en el 2007, aquellas personas que respetaron la dieta, lograron perder un promedio de 4.5 kg en los primeros 60 días, un porcentaje mayor al resto de los participantes que optaron por otras dietas en cuestión. (5)

Dato extra: Realiza ejercicio de manera moderada.

Conforme a múltiples investigaciones, los ejercicios físicos por sí mismo poseen un impacto condicionado en la pérdida de peso. Dicho de otra manera, la alimentación proporciona un efecto mucho mejor (6). Sin embargo, realizar algún tipo de disciplina o actividad física de manera periódica brinda grandes beneficios durante la etapa de reducción de peso. 

Las actividades aeróbicas como el running, el ciclismo, o disciplinas de resistencia como el levantamiento de pesas, ayudan a estimular e impulsar el índice metabólico y de esa forma mejorar la preservación de masa muscular en tanto baja de peso.  

Internal Comments

  1. Impacto de la composición de la dieta; un estudio de alimentación supervisada.
  2. El efecto de la tasa de pérdida de peso en el control del mismo a largo plazo.
  3. Actividad alimentaria y del sistema nervioso
  4. The Journal Of Nutrition
  5. Estudio de la pérdida de peso de la A al Z.
  6. NIH-National Library of Medicine/Impacto de los programas de estilo de vida a largo plazo en la pérdida de peso. 

Este post forma parte de los contenidos patrocinados por Inspirulina.

Foto creado por valeria_aksakova – www.freepik.es



Deja tus comentarios aquí: