Cómo preparar tu mente para la Navidad

La Navidad es una de las épocas del año más emocionales pese a que, en cierto modo, este espíritu navideño se ha visto contaminado por el excesivo consumo de un tiempo en el que se confunden las demostraciones de amor con los regalos. La Navidad coincide, desde un contexto temporal, con la recta final de año. Momento que, a nivel vital, es muy propicio para hacer balance de objetivos cumplidos, vivencias felices, tesoros existenciales y gratitud personal ante este 2016.

Ojalá que la próxima Navidad no sea una más para ti, para ello, debes empezar a prepararte desde este instante para abrir tu corazón a la paz y la prosperidad:

  1. Durante las semanas previas a la Navidad, no solo escribas cartas de felicitación para tus amigos y familiares. ¿Y por qué no escribes una carta de buenos deseos para ti?
  2. Integra el valor de la solidaridad como compromiso social en Navidad 2016. Colabora con causas de apoyo a los colectivos más vulnerables para aportar esperanza con tu ayuda y dedicación
  3. ¿Cuáles crees que deben de ser los valores de una Navidad feliz? Reflexiona sobre este aspecto y escribe tu personal cuento de Navidad. Este cuento puede ser una forma personal de dar gracias a la vida.
  4. No confundas la Navidad con el consumismo. Intenta vivir desde este instante dando valor a la presencia, es decir, al hecho de compartir tiempo real con las personas que quieres. Regala mensajes de refuerzo positivo: “Gracias por estar aquí”, “Eres mi gran regalo de Navidad”, “Tu cariño hace que mi vida sea mejor”.
  5. Es posible que eches de menos a seres queridos ausentes durante las fiestas de Navidad. En ese caso, interioriza el deber moral de ser feliz no solo por ti sino también, por el recuerdo de esos seres tan especiales.
  6. Si tienes amigos y familiares que viven lejos, durante la Navidad, puedes incrementar el contacto a través de videoconferencia para disfrutar de una conversación en la que el lenguaje corporal expresa la emoción de una Navidad en la distancia, pero cerca. Y es que, no existe distancia cuando existe conexión emocional.
  7. Cuida los detalles de tu vida, personaliza tu Navidad, intenta quedarte con el lado positivo de esta época del año. Por ejemplo, la importancia del amor y la amistad adquiere más significado en esta época. Incrementa los reencuentros personales. 


Deja tus comentarios aquí: