¿Cómo puede ayudarte la hipnosis?

A las organizaciones no les gusta hablar o hablan muy poco del estrés laboral, pero nadie duda que exista y cada vez con más fuerza, por eso debemos abordar este tipo de situaciones desde otro ángulo.

Por ejemplo actitud frente al cambio, el conflicto como una posibilidad, el trabajo en equipo, capacidad de liderazgo, entre otros. Trabajar en las virtudes y no en los defectos es el norte, enfocarse en soluciones y no en problemas y sobre todo en el concepto de FELICIDAD. Una persona que rinde tiene un flujo positivo, le gusta lo que hace, no está pendiente mirando el reloj para marcharse.

A través de la hipnosis se puede llegar a situaciones a las que no se llega de forma consciente, con el uso de metáforas se puede influir sobre una persona y que ella misma encuentre las mejores soluciones sin necesidad de darle consejos puntuales, y resulta increíble que muchos pacientes no asocian su cambio de actitud con las sesiones de hipnosis.

Cuando una persona tiene que corregir un defecto demanda mucha energía y debe estar profundamente motivado, por ende resulta mejor trabajar sobre fortalezas y talentos. Son recursos que todos los seres humanos poseemos pero muy pocos a nivel consciente. Cuando hablamos de talentos y no de defectos se genera otro tipo de conexión entre personas y se genera mayor calidad de trabajo, deja de ser una lucha y es más fácil conectar con los recursos.

Se trata de técnica y no magia, comentaba Richard Griesser (coach, hipnoterapeuta) que cuando comenzó a entrenarse y a utilizar la hipnosis lo miraban como a un loco, pero lo cierto es que se trata de una técnica que no tiene nada de mágico ni de super-poderes.

Hay personas que hacen show de hipnosis en circos y programas de tv, aprovechan esta forma de comunicación para lograr efectos baratos y lo que hacen en realidad es desacreditar esta fabulosa herramienta.

Para que una persona entre en trance un terapeuta recurre a visualizaciones, sonidos, sensaciones, metáforas que pertenecen a su universo, entre muchas que se utilizan están las alusivas a el contacto con el mar, playa, el viento en el rostro, la calidez del clima, etc.

La hipnóloga Laura Llanes, en cambio, usa “técnicas de voz” que inducen un relajamiento físico profundo y la concentración en el tema que se va a tratar. La hipnosis es un estado de conciencia alterado en el cual el cuerpo parece dormido pero la mente escucha y graba. Hay una variación de las frecuencias cerebrales con respecto a un estado de conciencia normal. «Esta técnica no genera riesgos, en treinta años de experiencia nunca he tenido inconvenientes» comenta Llanes.

¿Y qué pasa si el paciente se duerme? Eso no es ningún problema, nadie se queda dormido o  en trance permanentemente, y el inconsciente sigue trabajando aun con la persona sumida en el sueño. Cuando eso sucede, los terapeutas solemos recurrir a sugestiones poshipnoticas, es decir, pedirle al paciente que haga o diga algo luego de salir del trance, lo que podría permitirnos saber si la información llegó y fue procesada. -Antes de terminar la sesión podría decirle (poco antes de salir de la consulta me preguntarás la hora) y esto no falla. Muchas personas en Uruguay recurren a esta técnica para aprender idiomas. En 1980 la Dra. Laura Llanes fundó el Centro de Estimulación y Desarrollo de la Inteligencia (CEYDI) dedicado a la investigación de la inteligencia y el aprendizaje acelerado de idiomas mediante la utilización de hipnosis. En pocos años su tarea se extendió a Argentina, Brasil, Colombia, Estados Unidos y España.

La ventaja más clara, explica la hipnóloga, es el ahorro del tiempo. En una semana podrías alcanzar el primer nivel, lo que equivale a cuatro años de estudios y la persona lee y habla de forma fluida, con una muy buena pronunciación. Además mediante la hipnosis se puede sacar los problemas laterales que aparecen al aprender un idioma, por ejemplo vergüenza al hablar, miedo a no entender, la idea de que es difícil, por nombrar algunos.

En casos, como cuando a un niño no le gusta leer o a una persona le cuesta mucho levantarse temprano, la hipnosis se puede utilizar como una terapia. Muchas veces para reforzar un tratamiento médico o psiquiátrico como lo es una depresión, un trastorno de ansiedad, casos de jaqueca, obesidad. Es interesante saber cuando una persona tiene una enfermedad (cómo la visualiza) y que pueda encontrar una parte positiva en ella, que sea una ayuda para organizarse y realizar las cosas de manera distinta en la vida.

Otra aplicación frecuente es para aliviar situaciones de estrés postraumático en personas que tuvieron un accidente o vivieron una experiencia que los marcó de forma negativa. También se utiliza para mejorar el desempeño deportivo, si lo que buscas es mayor resistencia, flexibilidad, fuerza, potencia, concentración.

Una vez más queda cordialmente abierta mi invitación a participar en los talleres que estaré dictando inicialmente en la ciudad de Caracas, Venezuela. Para acceder a mayor información puedes hacer click en este link



Deja tus comentarios aquí: