¿Cómo resolver el vacío dentro de mí?

Cuando nos sentimos vacíos o desanimados intentamos llenarnos con cosas inútiles y temporales, como ingerir comida en exceso, drogas, alcohol, sexo, compras fútiles o intentar escapar a otro lugar.

Cuando nos sentimos vacíos en un matrimonio, buscamos otra esposa divorciándonos de la actual; si tenemos problemas en un empleo, nos buscamos otro para que luego, más tarde, desaparezca la elevación y excitación de lo nuevo, para volver a sentirnos como al comienzo con la nueva pareja o el nuevo empleo, es decir, vacíos totalmente.

Llegado este punto, volvemos al comienzo y todo el esquema se repite, porque es un círculo vicioso. En ese momento, nos sentimos agotados, desanimados y con el mismo problema.

La única forma de resolver ese vacío de raíz es cambiándonos a nosotros. Cuando somos confrontados por un desafío es el momento de preguntarnos: ¿qué no he estado dispuesto a hacer para tener la vida que deseo? ¿Dónde he fallado en esta situación?

¿Qué podría yo hacer de forma diferente para cambiar esta situación? ¿Qué pasaría si hago x cambio? ¿Qué costo tendrá en mi vida no realizar x cambio?

Si somos verdaderamente honestos, dejaremos de convertirnos en víctimas para convertirnos en responsables y nos pondremos a trabajar en nosotros. La responsabilidad nos otorga la facultad y el poder de cambiar todo aquello que no nos gusta de cada uno de nosotros.

El cambio tiene que ver con uno y no con el otro, es una puerta que se abre de adentro hacia afuera. Trabajar en nosotros mismos es precisamente lo que traerá prosperidad, salud, amor y abundancia.

Toda adversidad lleva una intencionalidad y no es causar sufrimiento, sino ayudar a expandirnos, crecer y evolucionar como personas.



Deja tus comentarios aquí: