Cómo sacar agua del oído y qué no hacer

Cómo sacar agua del oído y qué no hacer

Es normal que, al nadar en una piscina, en el mar o incluso mientras nos bañamos entre un poco de agua a nuestros oídos, Por lo general, el agua puede entrar y salir de la oreja sin ningún problema, aunque en un principio pueda no molestarnos en exceso, sacar el agua de los oídos es fundamental para evitar problemas de audición e incluso infecciones. Por eso hoy te digo cómo sacar agua del oído y qué no hacer.

Cómo sacar agua del oído y qué no hacer

Mover la cabeza de un lado a otro: El primer paso es mover la cabeza de lado a lado y luego doblar la oreja afectada hasta el hombro y golpear el lado opuesto con la palma de la mano, haciendo esto el agua saldrá de tu oído con éxito.

Aplica presión: Si el paso anterior no funciono, intenta aplicar presión sobre el oído afectado y dejar que la gravedad asuma el control. Empuja la mano duramente al lado de la oreja afectada y déjala ir. El efecto de succión sacará el agua de la oreja.

Acostarte de lado cobre la cama: Este truco es realmente efectivo y muy fácil. Solo tiene que acostarte sobre el oído afectado y dejar que la gravedad actué por sí sola, Puedes inclinar un poco la cabeza para lograr que esté paralela a la cama; de esta manera, el conducto auditivo estará recto y el agua bajará sola, solo debe ser paciente.

Vinagre y alcohol: Este es otro método sumamente efectivo para eliminar el agua del oído. Para su uso, mezcla alcohol con vinagre y vierte unas gotas sobre tu oído. Después, déjalo reposar por 5 minutos y voltea la cabeza para que el agua salga. Esto ayudará a que el agua baje mucho más fácil y a que se evaporen los residuos que queden dentro. Este pequeño truco también es muy bueno para eliminar la cera de los oídos.

Usa tu secadora de cabello: Utilizar tu secadora en la mínima potencia te ayudara para secar el oído, pero evitando usar una temperatura muy caliente para no quemar la piel.

Lo que no debes hacer:
  • No rasques ni insertes hisopos u otros objetos. Los oídos no se limpian, solamente las orejas con papel higiénico.
  • No agregues otra sustancia al oído, ya que esto puede lastimarte.
  • No intentes algún otro método para limpiar tus oídos no solo de agua, cualquier otro objeto puede dañar tu oído.
  • Evita usar tapones en tus oídos.

Acude al médico si presentas un nuevo problema en tus oídos, ya que esto pude ser el indicador de una infección, recuerda que siempre es bueno tener la opinión de un experto, además de que este nos puede aconsejar con respecto a lo que podemos hacer y lo que no.

Fuente: IdeasQueAyudan

Foto creado por lifeforstock – www.freepik.es



Deja tus comentarios aquí: