¿Cómo salir de la cultura de las dietas y movernos hacia una alimentación sana y sustentable?

¿Cómo salir de la cultura de las dietas y movernos hacia una alimentación sana y sustentable?

Vamos a responder unas preguntas sencillas:

¿Por qué quieres hacer dieta?
¿Te resuena la frase: “el lunes empiezo”?
¿Tus objetivos van a corto o a largo plazo?
¿Quieres resultados temporales o que el resultado de tu esfuerzo se mantenga por el resto de tu vida?

Nuestra alimentación habitual ha sido por mucho tiempo:
• Alta en cereales.
• Alta en productos lácteos.
• Alta en comidas ultraprocesadas.
• Alta en carnes y grasas.
• Alta en carbohidratos enemigos y procesados como el jarabe de maíz alto en fructosa.
• Baja en frutas y hortalizas.

Este tipo de alimentación es la que nos ha llevado a la diabetes, a la hipertensión, obesidad, trastornos tiroideos, inclusive hasta las enfermedades neurodegenerativas. ¿Cómo puede tu alimentación ser la causa de enfermedad?

Este tipo de alimentación es inflamatoria, ya que en ella están presentes elementos como el gluten, la caseína, azúcares simples y grasas malas que en conjunto causan inflamación crónica, que a corto, mediano, o a largo plazo -dependiendo de tu genética– afectan tu salud y se manifiestan de muchas formas a través de la enfermedad.

Pero lo más importante es que si estás leyendo este artículo, es porque te interesa realizar cambios y pasar de hacer dieta a comer saludablemente para siempre, y te voy a ayudar con esto.

Podemos escoger entre dos caminos: el mágico y el real.

Cuando hablamos de dietas o soluciones mágicas, son muchos los caminos que nos pueden llevar a alcanzar lo que nos hemos propuesto como objetivo. Tus objetivos pueden ir desde bajar un par de kilos de peso para poder lucir un bonito traje de baño en estas vacaciones, hasta salvar tu vida, porque estás en alto riesgo de sufrir de diabetes o de tener un infarto.

Pero ¡cuidado!, el camino que tomes puede no llevarte a alcanzar tus objetivos, sino a complicar aún más tu salud.

¿Por dónde empezar? Elegir el camino correcto puede ser muy confuso, ya que disponemos de muchas fuentes de información, algunas muy confiables, otras no tanto. No todo lo publicado en Internet o en las redes sociales es cierto, confiable o aplicable a tu caso particular.

Las dietas siempre han estado entre las modas, y puede que ya hayas probado con varias de ellas, lo que te da señales de que ese no es el camino correcto, porque eso no te llevó a tener resultados perdurables en el tiempo. El punto precisamente está en que necesitamos personalizar cada vez más. Ninguna dieta debe ser idéntica para todos, ya que somos individuos únicos y nuestra alimentación debe ajustarse a nuestras necesidades y sensibilidades alimentarias.

Más allá de una tendencia actual o moda, en efecto, existe un grupo de personas que se ven especialmente beneficiadas con ciertos tipos de alimentación, como ocurre con las personas celíacas, con enfermedad inflamatoria intestinal, colon irritable, las personas que sufren de migrañas, trastornos del espectro autista, déficit de atención e hiperactividad (ADHD), diabetes, fibromialgia, Parkinson, etc. Pero todos necesitamos realizar ajustes en nuestra alimentación, que nos permitan gozar de buena salud, ya sea para evitar la enfermedad o para recuperarnos de ella.

Todos deseamos tener salud, vivir más años y ser felices. Estos objetivos importantes deben ser perdurables en el tiempo y, por lo tanto, más allá de hacer dietas, te recomiendo que hagas cambios en tu estilo de vida que puedas mantener en el tiempo y te lleven a puerto seguro para alcanzar tus objetivos.

Para tener una alimentación saludable y antiinflamatoria es necesario remover inicialmente tres alimentos, que está ampliamente demostrado, que causan inflamación o algún tipo de reacción. Ellos son el gluten, lácteos de vaca y azúcar. No todos somos celíacos, pero todos tenemos algún grado de sensibilidad a las prolaminas de los cereales. Un siguiente paso es identificar qué otros alimentos son inflamatorios, o causan alguna reacción en tu caso particular, ya que puedes tener sensibilidades alimentarias, las cuales también deben ser removidas una vez hayan sido identificadas. En NutriWhite, a través del Protocolo 3R, remover alimentos proinflamatorios es el primer paso para comenzar a sanar tu intestino, que es la puerta de entrada a todas las enfermedades.

Si se trata de comer, lo importante es comer lo que sea adecuado para ti, y en otras ocasiones inclusive te puede ayudar el ¡dejar de comer! Pero no es hacerlo de cualquier forma, no es dejar de comer y ya. Te hablo del ayuno intermitente. Al igual que la dieta, debe ser personalizado y guiado por un especialista en el tema, ya que tiene múltiples beneficios cuando es bien llevado. Ayunar puede:

• Ayudarte a recuperar la salud de tu intestino dándole un reposo durante las horas en las que no estás ingiriendo alimentos.
• Ayudarte a desintoxicar las cargas tóxicas que vienes acumulando.
• Apoyar tu función hormonal y resetear tus rutas metabólicas.
• Reducir la cantidad de desperdicios de alimentos que desechas.

Puedes tener la certeza de que el camino correcto no es solo contar calorías o pasos tan simples como “reducir el consumo de azúcar”. ¿Qué vas a hacer para repotenciar tu salud y tu estilo de vida y que este cambio sea definitivo y duradero? Ve paso a paso, incorpora pequeños cambios en tu alimentación que irán teniendo una gran repercusión.

¡Ve por lo simple! Mientras menos procesada sea tu dieta, menos etiquetas tenga, más natural y orgánica sea, más beneficios traerá para tu salud. Tu cuerpo no estará ocupado tratando de metabolizar sustancias extrañas, y estaremos siendo más amigables con nuestro medio ambiente.

Pasar de dietas de moda a tu alimentación saludable y personalizada lo podemos resumir en tres pasos sencillos:

• Remueve alimentos enemigos como cereales, lácteos, azúcar/productos procesados y aquellos alimentos que ya has notado que te caen pesados, te inflaman o detonan cualquier otro síntoma.
• Reponer nutrientes consumiendo alimentos amigos.
• Recupera entonces tu salud, tu felicidad y emociones positivas a través de la alimentación personalizada.

Imagen de silviarita en Pixabay 



Deja tus comentarios aquí: