¿Cómo salir de mi zona de confort? El reto que todo líder asume

Las decisiones arriesgadas, esas que rompen paradigmas son las que oxigenan la innovación y la creatividad. Las personas capaces de tomar decisiones fuera de su zona de confort tienen mayor probabilidad de mejorar las condiciones de su entorno, definitivamente la disposición para asumir riesgos forma parte del ADN de las personas exitosas.

Ahora bien, para que puedas tomar riesgos inteligentes, porque no se trata de arriesgarse por necesitar una dosis de adrenalina, necesitas estar cómodo pero experimentando un cierto grado de esa inconformidad propia de todo emprendedor.

Cuando aprendes cómo manejar la incomodidad asociada con estar enfocado en la excelencia, estás mejor preparado para tomar decisiones arriesgadas y automáticamente tus niveles de resistencia al cambio disminuyen, permitiéndote así poder actuar sin que el temor asociado con salir de tu zona de confort te lo impida.

Si lo que buscas es desarrollar algunas habilidades claves que te faciliten ver el camino de salida de tu zona de confort, a continuación comparto contigo tres ejercicios sencillos que pueden servirte para comenzar a dibujar ese rumbo:

  1. Practica una actividad física ajena a tu rutina habitual de ejercicios y si no te ejercitas incluye hoy mismo dentro de tu agenda un espacio para hacerlo

Cada vez que decides arriesgarte, te enfrentas cara a cara con la probabilidad de fallar. La práctica de un ejercicio nuevo, en donde no controles totalmente la respuesta de tu cuerpo ante la demanda física te obliga a replantear tus límites y conocerte en situaciones no del todo desconocidas para ti, pudiendo así demostrarte que eres capaz de dar mucho más.

  1. Cámbiate de lugar puesto de trabajo por un día o genera cambios en tu espacio de trabajo habitual

Si estás acostumbrado a trabajar con la puerta cerrada, comienza abriendo la puerta hoy mismo; si ocupas el cargo de CEO en una organización intercambia tus actividades por una mañana con la recepcionista, tendrás que asumir actividades distintas a las habituales y te darás la oportunidad de observar a la organización desde otro ángulo. Actividades como esta tienen el objetivo de replantear tus límites y generar nuevas ideas gracias a la aproximación a una misma realidad desde otra perspectiva.

  1. Genera mayor apertura ante el feedback y diálogo con otros

Los líderes generalmente están protegidos ante cualquier tipo de crítica u opinión que rompa su rutina habitual, especialmente en organizaciones grandes y de estructura piramidal. Dale la oportunidad, tanto a tus clientes internos como a los externos, de hablar sobre tus oportunidades de mejora, escúchalos activamente y contaras con información que probablemente jamás habías considerado.



Deja tus comentarios aquí: