¿Cómo ser un buen vendedor de ideas?

¿Cómo ser un buen vendedor de ideas?

Todo creador de un proyecto o idea quiere llevarlo a cabo o venderlo a algún inversionista, aquí algunas ideas de cómo hacerlo.

  1. Vela en primer lugar porque tu idea sea innovadora, que pueda satisfacer necesidades en el mercado y que en lo posible sea difícil de copiar.
  2. Avala siempre mediante una patente o algún instrumento legal tu idea, sus procesos y resultados.
  3. Selecciona cuidadosamente a quién le quieres vender tu idea, sobre todo si es un potencial inversionista.
  4. Analiza y evalúa tus argumentos, antes de la reunión, para no equivocarte al exponerlos.
  5. Haz lo posible porque la persona a la que le quieres vender sea con la que te reunirás, no admitas reuniones con asistentes solamente.
  6. Vístete con ropa que inspire éxito, bien combinada, bien planchada, zapatos pulidos, en fin como si acabaras de comprarla.
    vender-ideas-2
  7. Al llegar a la oficina o sala de conferencias recuerda encomendar a Dios tus acciones, tus palabras y tu proyecto o idea.
  8. Recuerda mantener una postura de entusiasmo que contagie a la (s) persona (s) con quienes te reunirás y un fluido vocabulario.
  9. Nunca titubees, ofrece respuestas con seguridad y si no conoces la respuesta a alguna pregunta dile que su planteamiento será evaluado y respondido en la próxima reunión con todo gusto.
  10. Habla siempre con la verdad, no le mientas a la persona objetivo.
  11. Jamás tomes notas con un bolígrafo desechable.
  12. Al vender una idea demuestra seguridad en tus palabras y ademanes.
  13. Lleva contigo evidencia que respalde tu idea, como estadísticas, flujogramas, encuestas hechas, entre otras.
  14. Siempre mira a los ojos de la persona que tratas de convencer acerca de la viabilidad de tu idea.
  15. Ve preparado para cualquier posible pregunta que se le pueda ocurrir a la persona objetivo en torno a tu idea e inclusive preguntas de índole laboral y personal de ser necesario.
  16. Nunca dejes nada entre dicho, aclara bien todas las dudas de la persona objetivo y elimina de manera total cualquier incertidumbre con respecto al proyecto o idea y su rentabilidad.
  17. Lleva contigo la propuesta económica que evidenciará la ganancia de la persona o empresa que representa la persona objetivo o inversionista.
  18. Bajo ningún concepto te despidas sin una idea clara (resumen) de haber aceptado o no la idea, datos de contacto, email y fecha para una próxima reunión.
  19. Si la reunión no fue del todo positiva, jamás pierdas el ánimo, ya que tu idea ha sido patentada y si en esta oportunidad no compraron tu idea, seguro otro lo hará. Recuerda que el tiempo de Dios es perfecto.


Deja tus comentarios aquí: