¿Cómo superar la pelea?

¿Cómo superar la pelea?

En este artículo quiero hablar de esa pelea que tal vez acabas de tener, incluso aquella que a veces tenemos con nosotros mismos. Aquí te cuento cómo creo que podemos superar esto.

La respuesta a todo conflicto, es el amor.

Recientemente estaba atendiendo a una querida cliente quien me describía una pelea con su hija. Mientras me la contaba, podía sentir su rabia, decepción, frustración y dolor por lo que originó conflicto, por lo que se dijeron y cómo acabaron las cosas. Sin lugar a dudas ellas se aman, sin embargo, lo que menos se manifestó en esa discusión fue el amor. ¿Te suena familiar esta experiencia?

Luego de oírla un rato, le respondí: en mi opinión, la respuesta a todo conflicto, es el amor. Sé que a veces en el calor de una discusión, nos olvidamos de esto y nos sentimos tan heridos que dejamos de sentir ese amor que nos une a la persona. Sin embargo, es un acto de consciencia y sabiduría no dejarse llevar por el impulso de un momento para no lastimar, ni lastimarse, ni dañar la relación.

Ahora, seguro que lo piensas y todo luce muy lógico, incluso podría ser un consejo que le diste a alguien. El desafío es cómo sentir ese amor y alcanzar esa consciencia y sabiduría para vivir así y no tenerlo como teoría. Así que sigue leyendo…

Cultivar el amor desde adentro.

Si bien este video está fuera de temporada, para mí ejemplifica muy bien lo que quiero transmitirte. Es lo que hay dentro ti, lo que sale en todo momento, especialmente en los complicados, cuando alguien te agrede o hiere. Por eso es tan valioso hacer tu trabajo de autoestima, para que nadie tambalee tu sentido de valía y así tu amor por ti y por el otro no se oculte.

Te doy un ejemplo, alguien que quieres te dice: no sirves, o eres irresponsable. Cuando no haz hecho tu trabajo personal, tu respuesta inmediata es defenderte y seguramente devolver palabras más hirientes o irrespetuosas que las que acabas de recibir. Pero cuando estás clara(o) con tu sentido de valía, reconoces que esa es su opinión y lo que esta persona diga no es lo que eres, es lo que esta piensa. Recuerdas este sabio y sencillo dicho: lo que Juan habla de Pedro, habla más de Juan, que de Pedro. Entonces no hay pelea, no reaccionas agresivamente. Puedes decirle: duele lo que dices, siento que es un irrespeto la forma como te comunicas. Así, te expresas pero no respondes ofendiendo.

Por otra parte, cuando cultivas ese amor por ti, amas más a los demás, desarrollas una mirada más gentil de la vida, de la gente. Es como si te pusieras unos lentes que te permiten ver con ojos amorosos y compasivos a todo y a todos. Así, incluso hubiese ataque desde afuera, no te enganchas con esas experiencias, sino que eliges el amor.

Cuando la pelea es contigo o dentro de ti.

En el pasado, tenía muchos conflictos internos. Había tantos juicios, recriminaciones y heridas dentro de mi que no podía sentir paz y mucho menos amor por mí. Tampoco podía sentir amor por los demás, más bien habían críticas. Mi dialogo interno era en general una pelea. Recreaba una y otra vez discusiones que no tuve, o me repetía lo mal que lo había hecho. Fui un juez muy severo de mí misma, a veces minimizándome y muchas veces maltratándome con mis pensamientos.

Nuevamente, fue mi trabajo de autoestima lo que me permitió salir de ese círculo vicioso. Empecé a ver las muchas cosas buenas que tenía y también a hablarme con gentileza. Paso a paso, dejé de ser mi peor juez, para convertirme en esa persona amorosa y compasiva conmigo. Me gustaba y quería más, así que deseaba trabajar más en sí misma para poder ser la mejor versión que podía ser.

Así, por ejemplo, si alguien me hacía alguna crítica, en lugar de responderle agresivamente, podía poner límites amorosos. Y luego, en mi trabajo más intimo, conmigo, me preguntaba si eso que había dicho, aunque la forma no fuese la correcta, tenía algo de razón. Es decir, objetivamente buscaba mi oportunidad de mejora, no desde el juicio, si no desde esa parte de mi que se ama y quiere mejorar.

¿Cómo cultivar ese amor?

Para mi el mejor método que he encontrado para cultivar ese amor ha sido el Proyecto Internacional de Autoestima (PIA), de Bob Mandel. Ha sido un modelo claro, sencillo que me ha llevado a amarme más, a desarrollar compasión y sobre todo a salir de mi mente crítica.

La pelea dentro de mí se acabo o minimizó exponencialmente. Así, tampoco hay conflicto afuera. Cualquier diferencia que tenga la resuelvo bajo el marco del amor, poniendo el amor por mí y por el otro por encima del malentendido.

El PIA es un modelo completo, que te lleva a revisar y mejorar tus pensamientos, emociones, tus palabras y acciones. No sólo con respecto a ti, sino a los otros y eso es maravilloso. Es una guía de 10 acciones que debes desarrollar para llenarte de amor. He escrito en el pasado artículos sobre cada una de esas 10 acciones, que llamamos «Caminos del PIA» puedes buscarlos en mi web. En resumen, si necesitas fortalecer tu autoestima, haz tu tarea, para que termine la pelea. ¡Vamos! Que si yo pude, ¡tú también puedes!

Foto creada por freepik – www.freepik.es



Deja tus comentarios aquí: