Cómo tener pensamientos positivos

Cómo tener pensamientos positivos

Somos más fuertes que nuestros miedos y dudas. Aunque a veces nuestra mente se confunda, nuestro corazón siempre sabe la respuesta. Aunque hoy la situación nos parezca difícil, mañana cualquier desafío se habrá vuelto un logro.

Cuando nos esforzamos y trabajamos por lo que de verdad queremos, cultivamos nuestro espíritu, fortalecemos el alma y vivimos satisfechos. Los pensamientos positivos nos ayudan a tener una perspectiva más optimista y una actitud valiente ante la vida, por eso es muy importante cultivarlos cada día. Grandes personajes históricos como Voltaire, Ghandi, Chaplin, Churchill y muchos más reconocían el valor de los pensamientos positivos. Ellos sabían que llevar una vida optimista era mucho más preciso y feliz que una pesimista.

“El pesimista ve dificultad en toda oportunidad. El optimista ve oportunidad en toda dificultad”. Winston Churchill.

Para tener pensamientos positivos y estar optimista ante las situaciones de la vida, puede que exista un ritual. Si incluyes en tu rutina alguna de estas actividades, podrás tener una vida más positiva. Recuerda que la clave de la felicidad es nuestra actitud.

  • Levántate temprano y con buena disposición. Piensa que tu día será positivo.
  • Come variado y saludable.
  • Escucha música.
  • Toma tiempo libre para distraerte o descansar.
  • Sonríe.
  • No pierdas la confianza en ti.
  • Da y recibe. Agradece.
  • Haz lo que amas y ama lo que haces.
  • Celebra tus logros.

Estos consejos funcionan mejor si creas hábitos saludables, persigues tus metas y te quieres mucho. Para llevar una vida plena debemos estar dispuestos a aprender cada día algo nuevo y a sonreír ante las dificultades.

Para crear pensamientos positivos tenemos que aprender de los retos que superamos, ser nosotros mismos y confiar en que lo mejor está por venir. Debemos darnos permiso para evolucionar, disfrutar de los nuevos comienzos, ser amables y agradecidos y aceptar lo que no podemos cambiar.

Ser positivos nos permite vivir el presente, con la certeza de que estamos haciendo todo lo necesario para que nuestro futuro sea tan abundante y feliz como el ahora; nos ayuda a ser una mejor versión de nosotros, y enfocarnos en lo que realmente queremos y nos hace ser felices.

“La felicidad no es algo que pospones para el futuro; es algo que diseñas para el presente”. Jim Rohn.



Deja tus comentarios aquí: