¿Cómo utilizar el Ho’oponopono en momentos de crisis? ¿Sabes lo que es?

El Ho’oponopono es una técnica de sanación que nos enseña a dejar partir los bloqueos y problemas que causan desequilibrio en nosotros mismos. Es una técnica muy antigua, basada en la tradición y creencias hawaianas.

Ho’oponopono significa “corregir un error” o “hacer lo correcto”. Se habla de esta práctica como una manera de limpiarse internamente de conceptos negativos y creencias erróneas que tenemos en el subconsciente. Sirve para perdonar y remediar problemas y ayuda a aquietar la mente en esos momentos de gran adversidad.

Esta disciplina espiritual parte de la idea de que nosotros somos los creadores de nuestras propias experiencias y por tal motivo es en nuestro interior desde donde se deben generar las soluciones.

Al aplicarlo, es como si estuviéramos barriendo y limpiando una habitación que está muy sucia para ver nuevamente su brillo, su esplendor y poder utilizarla a su máxima capacidad.

El Ho’oponopono funciona repitiendo las siguientes palabras:

“Lo siento, perdóname, gracias, te amo”.

Al repetir estas palabras se inicia un espacio de neutralidad y divinidad, es como una especie de meditación o mantra que te abre las puertas hacia ese lugar sagrado que es tu interior.

¿Cómo se utiliza?

Durante el día, en cualquier momento, manejando, mientras te duchas, en el tráfico, en una sala de espera, en momentos de tensión, etc. Pero para que funcione lo debes incorporar a tu rutina diaria y repetir estas palabras todos los días hasta que se convierta en un hábito positivo.

Y te preguntarás seguramente, ¿qué significa cada palabra en este contexto?

Lo siento: estamos reconociendo que el problema penetró en nosotros y comenzamos a hacernos cargo de la situación. Mentalmente cuando dices lo siento, se lo puedes estar diciendo a una persona o a la situación como tal, pero lo más importante es recordar que esta palabra es poderosa porque te conecta contigo.

Perdóname: el perdón ayuda a limpiarnos de energías toxicas, de sentimientos negativos que hemos sentido porque nos han hecho daño o porque hemos perjudicado a otros. El perdón ayuda además a doblegar al ego, este que puede ser tan perjudicial en muchas situaciones de la vida.

Te amo: esta palabra transmuta la energía atascada para que todo comience a fluir nuevamente.

Te vuelves a conectar a la divinidad y esta palabra la diriges a ti y al universo.

Gracias: estás expresando gratitud y estás manifestando fe en que el problema será resuelto para el mayor bien de todos, soltando y confiando.

Es una técnica muy fácil y práctica de manejar. Yo la utilizo y practico todos los días y algunos de mis clientes de coaching también la han incorporado sobre todo para procesos del perdón.

¿Qué opinas? ¿Te animarías a utilizarla?

Es importante destacar que esta herramienta es muy útil, pero para obtener mejores resultados te invito a investigar más sobre la misma. Mabel Katz es una de las promotoras a nivel mundial.

Un abrazo,

Laura

Si deseas conocer mi curso en línea de acompañamiento en tu proceso de divorcio, visita el siguiente link: http://www.youtube.com/watch?v=cr9W36NsjGA



Deja tus comentarios aquí: