Compañeros de camino

Compañeros de camino

A lo largo de nuestra vida, tenemos la dicha de compartir con muchas personas, padres, hermanos, amigos, conocidos, compañeros de trabajo, de curso o simplemente compañeros de camino que están allí para mostrarnos algo.

Hoy en día observo con más claridad la maravillosa oportunidad que otras personas me han dado para que sus experiencias de vida sean un reflejo para mí. Con esto me refiero a que estos “reflejos” son en ocasiones muy similares, son problemas y alegrías que al final todos tenemos en común y en donde la búsqueda interna de la mayoría es sentir paz, ser felices con lo que hacemos y vivir la vida de una manera más ligera y sin tantas presiones.

Somos esas antenitas que reciben y proyectan constantemente en nuestro compartir diario; esa interacción posee un impacto exponencial que sin darnos cuenta toca las vidas de los que tenemos alrededor. Mientras la experiencia de nuestra vida sea más plena, lo que podemos ofrecer a nuestra familia, amigos y compañeros de camino es mucho más agradable y expansiva.

A continuación les dejo algunas miradas sobre esos reflejos y aprendizajes que día a día tienen un mayor sentido para mí:

  • Cada etapa permite el reconocimiento de una próxima, la vida tiene principios y fines de ciclos.
  • La vida no es estática, siempre nos estamos moviendo y el sentimiento de estar estancados es sólo una ilusión de nuestra mente.
  • Los nuevos comienzos siempre están disponibles, no existe el concepto de “perder el tiempo”, ya que en ese supuesto “perder” estamos aprendiendo y avanzando por la vida.
  • Seguir el entusiasmo de aquello que te “llama”. Estos llamados regocijan el espíritu y te llenan de vida.
  • Atender ese llamado interno y moverte con acciones concretas para lograrlo. Estos llamados pueden ser tan variados como  un curso de fotografía, aprender un nuevo deporte o… decisiones más radicales e importantes como un cambio de carrera o trabajo, mudarte de país, etc…
  • Se puede tomar una decisión con convicción y accionarla en el futuro en  un período de tiempo que sea el indicado o acordado internamente por ti. Cuando se toma una decisión con total certeza, las sincronicidades y la apertura de nuevos caminos comienzan a manifestarse.
  • Al permitirte vivir por tu entusiasmo, lo que vas viviendo te puede mostrar otras vías que tu mente no podía ni remotamente imaginar… estos son los saltos que ocurren cuando hay un cambio radical en nuestras vidas.
  • Somos seres espirituales y nos olvidamos de ello, tenemos una mente muy poderosa con capacidades ilimitadas, el problema es que “no lo creemos” y nos acostumbramos a ver sólo lo que tenemos alrededor y no más allá.

Tenemos acceso a la vida que deseamos vivir, es sólo cuestión de creerlo. Ponerle intención y ganas a lo que deseas es el primer paso.



Deja tus comentarios aquí: