Conoce los beneficios de los medicamentos homeopáticos

Alrededor de la homeopatía han surgido un montón de comentarios, en contra y a favor. Sin embargo, no quedan dudas de que se ha consolidado como una alternativa para prevenir y combatir diversas enfermedades, teniendo incluso institutos que se dedican a enseñar y profesionalizar nuevos expertos en la materia.

La homeopatia gira alrededor del principio de que “lo similar cura lo similar”, es decir, si una sustancia causa sintomatología de una enfermedad en determinada persona sana, los revertirá en el caso de que padezca dicha enfermedad. Esto de acuerdo al científico alemán Samuel Hahneman, a quien se le atribuye su descubrimiento. Los medicamentos homeopáticos tienen un origen natural, ya sea vegetal, animal o mineral, y se usan en presentaciones como tinturas, gránulos, gotas o glóbulos.

Hoy te contamos ocho razones por las que estas sustancias podrían ayudarte a prevenir y combatir enfermedades:

  1. Tolerables: Por su propio origen natural, estos medicamentos no conllevan efectos secundarios o adversos que puedan poner en riesgo tu salud y bienestar.
  2. Compatibles: Si estás siguiendo un tratamiento con medicamentos tradicionales, no habrá ningún problema en que tomes medicinas homeopáticas al mismo tiempo, ya que son enteramente compatibles. De hecho, la homeopatía es considerada por muchos expertos como un complemento ideal de la medicina tradicional.
  3. Para todos: Cualquiera en la familia puede utilizarlos, por su composición y su compatibilidad, no tiene las contraindicaciones de otras sustancias. Embarazadas, niños, abuelos, personas en tratamientos… todos se pueden ver beneficiados con los medicamentos homeopáticos.
  4. Uso prolongado: El tiempo de tu tratamiento dependerá del experto al que acudas una vez hecho tu diagnóstico. Pero estos medicamentos cuentan con la ventaja de poder ser tomados por períodos prolongados sin afectar tu cuerpo, más allá del equilibrio que estás buscando a través de la eliminación de síntomas de una enfermedad. El tratamiento podrá ser detenido cuando se considere necesario, sin temor a padecer efecto rebote.
  5. Sin somnolencia: A diferencia de otros tratamientos, uno basado en sustancias homeopáticas no te ocasionará sueño o decaimiento, por lo que podrás estudiar, trabajar, incluso manejar sin riesgos y sin minimizar tu desempeño.
  6. No afectan la coordinación: Así como no te ocasionan sueño, tampoco generan problemas en tu coordinación, así que podrás cumplir con tus tareas sin riesgo de accidentes.
  7. Fácil consumo: Hay distintas formas de consumir medicinas homeopáticas, entre ellas gotas, gránulos y glóbulos que se disuelven directamente en la boca. No requieren mayores preparaciones o procesos por lo que es muy fácil tomar tu tratamiento. Nuestros amigos de los medicamentos Boiron tienen diferentes formas farmacéuticas en las que puedes adquirir tu tratamiento.
  8. En farmacias: Al momento de comprar medicamentos homeopáticos, hazlo en farmacias o tiendas autorizadas. Esta es la mejor forma de saber que estás llevando productos de calidad.

¿Has usado alguna vez medicamentos homeopáticos? Comenta y comparte tu experiencia con nuestra comunidad.



Deja tus comentarios aquí: