¿Conoces la técnica de los tres dedos para incrementar el nivel de conciencia?

¿Conoces la técnica de los tres dedos para incrementar el nivel de conciencia?

Esta técnica, utilizada por el método de control mental Silva, proviene de la programación neurolingüística donde a través de un anclaje, (en este caso, el de lo dedos) podemos lograr niveles de conciencia superior para alcanzar mejores y más profundos niveles de conciencia, reducir el estrés, y poder encontrar respuestas con mayor claridad.

Un anclaje es cualquier representación que desencadena otra representación, estableciendo de esta forma una conexión, una suerte de estímulo respuesta, como, por ejemplo, si ves la luz del semáforo roja te detienes. A eso es lo que se refiere está técnica, el lograr un anclaje al juntar el pulgar con los dos primeros dedos que le siguen (dedos pulgar, índice y medio), y, desde allí asociar a un estado de calma, conciencia y actitud positiva.

Para lograrlo lo que debemos hacer es crear la programación.

¿Cómo hacerlo?

1-Lograr un estado de relajación a través de respiraciones profundas, ojos cerrados, y evitando interrupciones. Suele ser ideal que se tomen 5 respiraciones profundas concentrándote solo en ese aire que entra y sale de tu cuerpo

2Profundiza ese estado con una cuenta regresiva numérica, con visualizaciones hermosas o con cualquier pensamiento que te haga sentir bien.

3-Imagina cualquier situación que esté ocurriendo en tu vida, pero visualízate con los recursos adecuados para enfrentarla, y viéndote a ti mismo con mucha calma y tranquilidad ante lo que ocurre, sintiéndote en control todo el tiempo.

4-Junta ahora tu pulgar, el dedo medio y el índice, y repite mentalmente tres veces: “cada vez que junto mis tres dedos, estoy en control, me muevo en un nivel más profundo de conciencia, tengo calma, paz y puedo superar en forma efectiva cualquier situación”. Puedes utilizar esta frase o cualquier otra que se adapte a tus palabras, pero que guarde el mismo significado.

5-Abre tus ojos y disfruta la sensación de paz alcanzada en tu sesión, y por supuesto agradece la experiencia.

Posteriormente ante cada situación que te inquiete, donde quiera que estés, aplica tus respiraciones profundas (puede ser con los ojos abiertos), junta los tres dedos, y visualiza cómo quieres superar la situación desde el control y el bienestar.

Esta técnica se puede aplicar en cualquier caso: conversaciones, convenciones, reuniones de trabajo, clases, leyendo. La práctica hace el maestro, mientras más lo hagas más profundo será el anclaje y los resultados que obtengas. Recuerda siempre al final agradecer el proceso.



Deja tus comentarios aquí: