¿Conoces los beneficios de las papas?

¿Conoces los beneficios de las papas?

De la papa sabemos cosas curiosas como que en la China se ha ensayado hacer un anticonceptivo masculino con ellas. Y es que se ha comprobado que las papas fritas tienen un alto contenido de gosipol, una sustancia tóxica proveniente de la planta de algodón que reduce el conteo de espermatozoides masculinos y la motilidad de los mismos.

Pero, en términos nutricionales, la papa es baja en grasas y rica en proteínas. Si se consume con su piel, brinda casi la mitad de la cantidad diaria de vitamina C recomendada para un adulto, y una quinta parte del potasio sugerido.

Además, las papas contienen una cantidad moderada de hierro, vitaminas B1, B3 y B6. También, minerales como fósforo y magnesio, calcio, antioxidantes más fibra.

Por otra parte, algunas investigaciones han demostrado que la papa contribuye a disminuir la presión arterial. Y si hablamos de medicina natural, no podemos dejar de mencionar, que este tubérculo originario de Perú, contribuye a evitar la hiperacidez en el organismo.

Para evitar la acidez, puede beberse un jugo hecho con media papa cruda, con cáscara y todo, 6 hojas de lechuga y 2 varas de Célery o Apio España.

Un remedio similar sirve para reducir el ácido úrico. En este caso, hay que tomar una taza, 3 veces por día, del agua en el que se hierven las papas con su cáscara.

Y el mismo cocimiento, endulzado con miel, resulta genial para combatir afecciones bronquiales y pulmonares.

Más aún, si cortamos la papa cruda en rodajas, obtenemos un excelente medicamento natural para tratar las zonas inflamadas o adoloridas.

Finalmente, es bueno saber que también podemos utilizar este maravilloso tubérculo en recetas para la belleza. Por ejemplo, haciendo una mascarilla de papa cruda para brindar lozanía a la piel seca o con arrugas.

¿Cómo se hace? Pues hay que lavar muy bien una papa, raspar ligeramente la cáscara y rallarla cruda. Luego se vierte la pulpa obtenida en un recipiente limpio, no metálico, y se guarda en la nevera. Se aplica fría, después de haber limpiado el rostro y el cuello. Eso sí, no puedes haberla guardado en la nevera por más de 24 horas.

Ahora que ya conoces las bondades de este delicioso alimento, inclúyelo en tus preparaciones, respetando siempre las porciones adecuadas a tu peso, edad y condición.



Deja tus comentarios aquí: