Consecuencias o efectos de una relación tóxica

libérate por completo

 Cuando el amor no es buena idea, y la relación no provoca efectos beneficiosos en la salud física y emocional de las personas, hablamos de que se trata de una relación tóxica.

Las relaciones de pareja son, casi siempre, complicadas. En un proceso de Coaching de pareja solemos ver casos de parejas que se llevan mal, hasta el punto de estar alcanzando cotas de estrés y de malestar importantes.

Por las consecuencias que puedan tener, es necesario saber detectarlas, para conseguir una solución a tiempo, por lo que si estás interesado o interesada en saber un poco más sobre el tema, te recomendamos que sigas leyendo este artículo y escuches el video, seguro que te resulta de interés.

Consecuencias o efectos de una relación tóxica

En el momento en que se experimenta desacuerdo o se detecta algo que objetar, se abren las compuertas, expresando todo aquello que se piensa y siente, sin filtro ni autocontrol, espolvoreado de descalificativos y ofensas hacia los demás o las circunstancias.

En ese momento, toda esa basura agresiva salpica a los que se encuentran allí, y según con quien tope, provoca que se aparten bruscamente, se limpien o se encienda la batalla.

La agresividad es una de las conductas más tóxicas, porque como sucede con algunas drogas tremendamente peligrosas, sus efectos se mantienen durante mucho tiempo en el organismo del que la manifiesta y del que la recibe, si no sabe retirarse a tiempo.

Cuando la percibes con asiduidad, optas por evitar a la persona o por entrar en una escalada de mayor agresividad compitiendo con el famoso “y tú más”; y es que el ser humano ante una amenaza suele responder con el ataque o la huida.

Todos y cada uno de los comportamientos tóxicos que aquí hemos señalado hacen que las relaciones sociales salgan gravemente perjudicadas, y esto es porque a nadie le gusta no ser escuchado, que le insulten o que le contagien pesimismo e inseguridad.



Deja tus comentarios aquí: