Consejos para iniciarte en el running

Consejos para iniciarte en el running

Correr genera múltiples beneficios. Sin embargo, hay que tomar en cuenta una serie de consejos para que tu comienzo sea óptimo, y aprovechar todo el bienestar que puede brindarte.

El running puede ayudarte a mejorar la circulación de la sangre, lo que a su vez permitirá aliviar los dolores. Además, contribuirá a que tengas huesos sanos y fuertes, y hará que tu organismo genere endorfinas, lo que te ofrece una sensación de bienestar que te ayudará a reponerte de enfermedades con componentes depresivos. Pronto podrás notar cambios positivos en tu humor, y la disminución del estrés y la ansiedad.

Si te interesa iniciarte en esta actividad, es importante que tomes en cuenta los siguientes consejos.

Calentamiento previo: De forma moderada, realiza ejercicios rotatorios de tobillos, rodillas y caderas, para preparar la activación de los músculos y evitar lesiones que puedan dejarte fuera de competencia.

Trote suave: El error principal que cometen los novatos es comenzar a correr de manera rápida y agotarse a los pocos metros. Sal de forma suave y relajada, lo importante es mantener un ritmo constante y completar el recorrido que te planteaste.

Combina caminatas con carreras: Alterna unos minutos de running con caminatas, con la finalidad de que tu cuerpo haga descansos sin enfriarse. Al tiempo, podrás correr sin necesidad de pausas.

Realiza estiramientos después del recorrido: Diez minutos serán suficientes para estirar tus músculos, antes y después de entrenar. No dejes de hacerlo y evita lesionar tu cuerpo.

Entrena al menos tres días a la semana: intercala un día de entrenamiento con uno de descanso, ya que es una buena opción para correr si saturarte.

Aliméntate sanamente: Tener una dieta balanceada es ideal para quienes corren. Es hora de comenzar a comer bien para lograr un peso ideal y mantener la energía de tu organismo luego de las exigencias físicas que implica trotar o correr.

Algo importante y que no debes obviar por ningún motivo es la consulta médica. Es necesario que te asegures de estar en óptimas condiciones para salir a correr sin ningún tipo de riesgos. Para esto es recomendable que visites a un especialista en situaciones como:

  • Lesiones en la columna vertebral como artrosis, escoliosis, entre otras.
  • Problemas cardiovasculares o respiratorios severos.
  • Lesiones en articulaciones como en rodillas y caderas que afectan al cartílago articular.
  • Lesiones estructurales en los pies.

Si te interesa comenzar esta práctica, toma en cuenta estos consejos y visita a tu médico para que estés seguro de que es el ejercicio que puedes hacer.



Deja tus comentarios aquí: