Consejos para un embarazo saludable

El embarazo es un mundo nuevo para cualquier mujer. Quienes han pasado por esta experiencia más de una vez afirman que cada uno es distinto, pues experimentan aspectos o detalles que no habían pasado en el alumbramiento anterior; otras han indicado que sus embarazos han sido algo difícil.

Si estás embarazada, es muy importante que estés en óptimas condiciones físicas y emocionales para que el proceso transcurra lo más tranquilo posible y sin problemas, para que finalice con un bebé sano y fuerte. Todo esto es posible si sigues unos sencillos consejos para una vida saludable.

  • Acude al control prenatal: esto es primordial, no debes dejar pasar por alto la visita con el médico. Ser atendida por un especialista garantizará que tu bebé reciba la atención responsable que merece y tú podrás despejar todas tus dudas.
  • Aliméntate de manera correcta: consume proteínas y no dejes de lado el calcio. Disminuye la ingesta de huevos a medio cocinar, lácteos, jugos sin pasteurizar, pescados, mariscos, jamones crudos y carnes a término medio.
  • Sí a las vitaminas: tu cuerpo presenta reducción de nutrientes y el bebé requiere de un adecuado desarrollo y funcionamiento de sus órganos. Los suplementos vitamínicos tienen que contar con altos niveles de hierro y acido fólico. Se deben consumir antes y durante los primeros tres meses del embarazo.
  • Dile no al cigarrillo: este vicio es fuertemente asociado con el labio leporino y paladar hendido. Además, puede costarle la vida a la criatura, desprender la placenta o hacer que ocurra un parto prematuro.
  • Haz ejercicios: practica regularmente actividades físicas que te aporten resistencia y fuerza, como por ejemplo yoga, caminar, nadar, bailar. Así reducirás en gran medida los dolores corporales, mejorará la presión sanguínea de tus manos y piernas, disminuirá el estrés y te preparará para el parto.

Las mujeres embarazadas experimentan cambios hormonales que afectan considerablemente el estado anímico, lo que puede ocasionar trastornos depresivos o mal carácter. Tienes que estar consciente de que el bienestar del bebe depende de ti. Por eso es importante mantener la calma y transmitirle paz.

Disfruta de esta experiencia sin contratiempo, procurando siempre tu bienestar y el de tu hijo.



Deja tus comentarios aquí: