Consejos para reconectarte con tu pareja

Consejos para reconectarte con tu pareja

En su aniversario de bodas, la columnista Louisa Kamps cayó en cuenta que la celebración de la fecha se les había pasado por alto entre las responsabilidades del día a día, ni siquiera le había comprado algún obsequio a su esposo. Llegada la noche, a la hora de finalmente ir a dormir, ambos comentaron sobre este tema y Louisa recuerda haber pensado en que si le hubiesen dicho que en unos años su aniversario pasaría «por debajo de la mesa», nunca lo hubiera creído.

Ella asegura que su matrimonio marcha bien, se siente feliz al lado de la persona con la que decidió compartir su vida, pero entre las tareas, el trabajo, la rutina, son muchas cosas que han dejado de lado como pareja, con lo que se ha fragmentando un poco la relación. Es por ello que Louisa se dio a la tarea de buscar algunos tips que la ayudaran a disminuir la fricción y aumentar el afecto con su compañero, y compartió estas cuatros cosas que podemos cambiar por el beneficio de nuestra relación, pequeños ajustes, pequeños detalles que nos harán sentir más cómodos y seguros.

1.- Seis abrazos de seis segundos al día: En su búsqueda, la escritora se topó con el trabajo de Stosny, un psicólogo que ha desarrollado un programa para tratar la ira en primates, reclusos penitenciarios y atender el origen de las diferencias entre hombres y mujeres a nivel de biología evolutiva. El trabajo de Stosny explica que el ser humano, como ser social, es sensitivo a los cambios en la estimulación, por lo que al percibir un estímulo que lo altere es posible que huya o actúe defensivamente.

Una duda o una pregunta sobre la relación, o un tema que concierna a ambos, puede desatar una pelea llena de críticas o la desconexión de uno de los involucrados. ¿Te ha pasado que estás intentando hablar con tu pareja y apenas te presta atención mientras revisa su computadora? Es posible que el tema no le parezca que necesita ser sometido a discusión en el grado que tú lo percibes. Por otro lado, las mujeres tienden a preocuparse por cosas inexistentes o posibilidades futuras que pueden no suceder. Es también necesario ponerse en el lugar de otro.

Una de las mejores formas de crear empatía al tiempo de regular sensaciones como el miedo, la culpa, la frustración, es la conexión física; su herramienta ideal: los abrazos. ¿Recuerdas los abrazos, las caricias, la proximidad que había al inicio de la relación? Para ayudar a retomar estos gestos, puedes probar con los abrazos de seis segundos al día, y funcionan mejor si los acompañas de otros gestos de afección, como miradas y palabras.

Inicia con un abrazo al despertarse, uno al salir de casa, otro al volver y uno justo antes de irse a dormir. Verás cómo pronto se darán de forma natural, cada vez serán más prolongados y conseguirás que sean como mínimo unos seis. Así verás cómo también otros aspectos de tu relación, como la comunicación y la comprensión, se ven beneficiados.

2.- La regla de los 10 minutos: Después de un par de semanas de abrazos, continúa con lo que aconseja la doctora Terri L. Orbuch en su libro «Five Simple Steps To Take Your Marriage from Good to Great» (Cinco simples pasos para llevar tu matrimonio de bueno a mejor), siéntense cada día por diez minutos, uno al lado del otro a conversar de cosas curiosas, interesantes, que les apasionen, algún detalle de su día. Eso sí, alejados los problemas de la casa, el presupuesto, los hijos, las tareas del hogar. En sus estudios, la doctora ha trabajado con matrimonios desde los 80’s y ha encontrado que las parejas felices, esos que aman estar juntos, aún en los momentos más duros, tienen un sentido sólido de las emociones y sentimientos de su compañero.

Quizás al inicio pudiera ser algo extraño y lo sientas forzado, pero en la medida que pasen los días, seguramente va a comenzar a fluir mejor y comenzarán a encontrar nuevos temas de los que conversar y compartir animadamente.

3.- Incluye el sexo en tu agenda: Con la rutina, el trabajo, los niños, las tareas del hogar, se van perdiendo las ganas y los momentos dedicados al sexo. Aunque pienses que con los dos tips anteriores tienes garantizado tener más sexo, y además inmediatamente, no es tan fácil como suena. Sin embargo, puedes comenzar a usar el tiempo que tienen libre en común y comenzar a organizar un encuentro más íntimo. Quizás no tenga que terminar en sexo, pero un espacio para acercarse, acariciarse, tocar sus cuerpos, seguro los acercará y los reencontrará con los recuerdos agradables que han coleccionado juntos.

Intenta que, a menos que sea una emergencia, ninguna otra actividad los interrumpa. ¡Es el tiempo de ustedes!

4.- Destruye la mala vibra con amabilidad: La felicidad absoluta es algo prácticamente utópico. A pesar de que nos sintamos llenos y satisfechos con nuestra vida, siempre surgirá algún obstáculo que superar. Todos tenemos días buenos, días regulares, días malos y días que tenemos ganas de tirar la toalla. Si tu pareja está en uno de esos días en los que no aparece el buen humor, no te pongas a la defensiva. Conversa, trata de entenderlo, de ayudarle a solucionar cualquier problema al que se esté enfrentando, hazle saber que cuenta con tu apoyo y tu amor.

De acuerdo a algunos teóricos de la terapia sistémica, el humor de una persona puede influir en el estado de ánimo del otro. Así que si alguien llega de «malas pulgas», el otro debe evitar ponerse a la defensiva y trabajar en estabilizar a su pareja. ¡Buena manera de evitar esas grandes peleas que luego no recordamos cómo empezaron!

¿Tienes algún otro consejo para reconectarte con tu pareja? Comenta y comparte con nuestra comunidad.

Imagen de Free-Photos en Pixabay



Deja tus comentarios aquí: