Cosas del ejercicio que quizás no sabías

Sí, lo que seguramente sabes es que hacer ejercicio es bueno para la salud. Y sí, claro que muchas veces te da fastidio. Hay gente que corre o hace ejercicios maratónicos sólo por placer. Pues ¡finísimo! para un gentío, esto no es tan fácil y el hacer ejercicio se vuelve una real obligación. Un fastidio. Un pain in the ass. 

Pero para que le veas la cara distinta a la actividad física, quizás sería bueno que conozcas, para ver si quizás así le agarras más cariño. Puede que no lo quieras mucho porque no lo conoces, ¿no? Pues aquí te doy una oportunidad para que descubras otra cara del ejercicio que no es sólo sudar y perder peso.

  • El ejercicio de da energía: suena como loco ¿verdad? Pero es verdad. Quizás ahora ya te sientas demasiado cansado como para pensar que eso es cierto, pero si haces media hora de ejercicio antes de ir al trabajo, tendrías más energía durante el día. Claro, si ya te levantas a las 4 de la mañana para llegar a la hora, quizás te puede parecer complicado. Pero si eres de los que te levantas a las 7 AM, fácilmente te puedes escapar unos minutos antes del caos mañanero para hacer tus ejercicios. Y si de verdad no puedes, pues ejercita en la noche. El ejercicio hace que se suelten hormonas (endorfinas) de placer a tu torrente sanguíneo. Es una droga para sentirte bien.
  • El ejercicio hace tu corazón más fuerte: el hacer ejercicio no sólo te pone en forma, sino que también hace que tu corazón bombee sangre como debe ser. Se vuelve más eficiente haciendo su trabajo. Mientras más fuerte esta tu corazón, más sangre bombea por palpitación, y mientras más sangre bombee, más rápido se distribuirá la sangre en tu cuerpo. Por eso, además de las pesas, tu rutina de ejercicio debe incluir una rutina cardiovascular.
  • La música puede ayudarte: o la TV también. Nadie te va a pedir que hagas ejercicio como si estuvieses en un templo de monjes budistas. Si necesitas animarte, busca la música y la inspiración que necesites. Puede que sea rock o merengue, o puedes ponerte al día con tu serie favorita. O las noticias… O mejor las noticias no, no vaya a ser que te angusties mucho. El hecho es que puedes buscar algo que te anime mientras  hagas ejercicio.
  • ejercicioPuedes hacer rutinas cortas (pero intensas): quizás tu agenda es súper ajustada, y eso de pasar una hora y media en el gimnasio está muy lejos de tu realidad. Así que lo que tienes que buscar es una rutina que sea corta, pero intensa y tendrá seguramente muy buenos resultados. Claro, cuando hablo de intenso, hablo de intenso. Piensa en que te va a costar hacerla pero algunos ejercicios son tan efectivos hacerlos en 25 minutos como otros más largos en 40.
  • El ejercicio mantendrá tu sistema inmune a raya: pues sí, hacer ejercicio mantiene tu sistema inmune en buen estado. Después del ejercicio, tu cuerpo produce más anticuerpos que combaten atacantes externos como bacterias o virus. A las horas, esa protección baja. Pero los estudios han mostrado que mientras más ejercicio haces, por más tiempo esos anticuerpos trabajan en tu sistema. Un estudio de la Appalachian State University in Boone, North Carolina concluyó que las personas que hacían c40 minutos de ejercicio moderado al día, sufrían menos de gripe que aquellos que no lo hacían.


Deja tus comentarios aquí: