Crecer es…

Crecer es…

Crecer es saber a qué vas y trabajar por ello con visión, inteligencia, motivación y resiliencia. Si no sabes hacia dónde vas, la vida te puede llevar a cualquier parte, te guste o no, pero si sabes, incluso un retroceso te hará impulsarte. Es de eso de lo que se trata la visión: no solo tener claro lo que quieres, sino cómo lo obtendrás.

Muchas personas pueden lograr esta primera etapa del saber que quieren lograr, pero ¿esto es suficiente? No, hace falta además lo siguiente:

· ¿Creo que puedo obtenerlo? La certeza es clave para desarrollar persistencia y motivación.
· Erradicar pensamientos de queja/limitaciones. Este tipo de pensamientos retroceden cualquier avance.
· Motivación. Muchos desisten cuando estaban cerca. Debes motivarte, recompensarte por cualquier avance, tener una actitud de ganador, buscar oportunidades. ¡Siempre!
· ¿Cuánto tiempo invierto? Mientras más pasión más tiempo. Con responsabilidad, incluso cuando se manejan varios proyectos a la vez, la planificación e inversión de tiempo es indispensable. Imagínate alguien que desea escribir un libro y nunca dedique tiempo a escribir unas páginas.
· Resiliencia. Porque habrá piedras en el camino, momentos de alegría, pero también tristezas, preocupaciones, y de eso se trata la vida. ¿Qué haces con eso? ¿Te quedas en lo mismo? ¿Repitiendo viejos patrones o te aventuras a desarrollar nuevos? A eso se refiere el transformar crisis en oportunidades: pase lo que pase, ¿cómo lo manejo y le doy vuelta a la tortilla?
· Valoración. Puedes y debes tener servicios de valor que ofrecer, y eso tiene un monto, más que un costo, porque tus conocimientos, tu responsabilidad, honestidad, servicio lo valen. Este aspecto les cuesta a algunas personas, por lo que es necesario trabajarlo y practicarlo: establece el valor de tu servicio y ofrécelo con naturalidad.
· Pon fechas y condiciones. Lo que ofreces se basa en unos acuerdos de resultados y fechas. Cuidado con caer en el error de los ajustes a mitad de camino sin revisar el presupuesto original.
· Las negociaciones deben efectuarse en moneda estable. De modo que la inflación no te lleve a pérdida.
· Inspírate en los mejores. Observa a esos modelos de lo que quieres lograr, estúdialos, lee sus frases, reflexiones, estrategias.
· Que cada despertar represente siempre un motivo y una bendición.

¡Ve por tus sueños, directo a conseguirlos!

Imagen de Gerd Altmann en Pixabay



Deja tus comentarios aquí: