Creciendo desde la adversidad – Parte 1: tu manera no es la mía

Creciendo desde la adversidad – Parte 1: tu manera no es la mía

Cuando llegué a la costa de New Jersey el 15 de enero de 2009, tres personas estaban allí para ayudarme, dos técnicos en medicina y un caballero de la Cruz Roja Americana. Durante las siguientes 14 horas, tuve dos experiencias más con la Cruz Roja, y ese fue el comienzo de mi relación con ella. Como todos sabemos, durante los pasados meses la Cruz Roja ha respondido a todas las mayores crisis que han sucedido en los Estados Unidos e islas cercanas. Ellos dan el primer paso llevando esperanza cuando otros están en momentos de necesidad. A medida que las crisis comenzaron a desarrollarse y crecer, comencé a leer artículos de personas que cuestionaban cómo respondía (o no) la Cruz Roja. Muchas de esas personas que escribían esas historias nunca habían respondido ante grandes crisis, solo opinaban sobre ellas. A medida que leía estos artículos y respondía preguntas de gente que sabía que yo apoyo a la Cruz Roja, mis respuestas se elevaron espiritualmente más que aquellas que veía del personal de la Cruz Roja: recuerdo el pasaje de Isaías 55:8-9 tus maneras no son las mías”.

La Cruz Roja ha venido respondiendo a desastres desde 1881. Ellos saben lo que están haciendo. Sí, puede que no lo sepan todo en el momento o forma exacta, pero la manera como ellos responden está más allá de todo reproche. La forma en que los detractores esperan que la respuesta sea de una determinada forma puede que no sea la más efectiva o eficiente para responder ante un desastre. Con más de 136 años de experiencia, la Cruz Roja sabe cómo responder en tiempos de necesidad. Ellos son y ofrecen un modelo de cómo crecer ante la adversidad.

Mientras veía la película Sully, comencé a revivir mi experiencia en el vuelo de US Airways 1549. Fue muy emocionante para mí, y me imaginaba a muchos, si no a todos los pasajeros y la tripulación de ese día. Ya lo había visto muchas veces antes desde diferentes perspectivas. Una de las cosas de las que fui consciente es de lo agradecido que estoy por la decisión tomada por el capitán Sullenberger y el capitán Skiles. He tenido el honor de compartir tarima con ambos, y no solo escucharlos hablar, sino hablar con ellos directamente. Algo de lo que me di cuenta después de ver Sully por cuarta o quinta vez es de lo feliz que estoy de que el capitán Sullenberger empleó no solo las habilidades aprendidas durante más de 40 años, sino también su intuición, su “salsa secreta”. Él lo hizo a su manera, la cual, vista en la película, puede no haber sido la manera en que los investigadores u otros pilotos lo harían. Su manera no era la de los demás. Eso puede ser la razón por la cual otros pilotos van a los simuladores para probar cómo ellos hubieran manejado la situación con ambos motores apagados, pocos de ellos lo hicieron exitosamente a la primera. El capitán Sullenberger demostró que el factor humano fue y será el factor más importante cuando hay desafíos en la cabina de mando. Él es ahora el “Capitán de Capitanes”. Él ha crecido a partir de la adversidad.

Cuando fui entrevistado por la revista AARP, no sabía por qué ellos querían entrevistarme. Fui muy cándido porque no sabía nada sobre la revista AARP o sobre la organización, o cómo podría yo añadir valor a su artículo. Adicionalmente, yo pensaba que era demasiado joven para involucrarme con ellos. Pero como comenzamos esta conversación, ellos averiguaron que yo colaboraba con la Cruz Roja Americana a recolectar mucho dinero mientras otros pasajeros estaban pasando sus propios desafíos personales. Ellos querían saber cómo yo crecí desde una experiencia traumática llamada “accidente aéreo personal” mientras otros no; algunos, incluso, se deprimían al ver la película Sully y presentaban el estrés postraumático. Acordé hacer la entrevista y compartieron conmigo el término síndrome de crecimiento postraumático, en el que alguien crece a partir de una situación crítica en lugar de caer en un estado depresivo. Me convertí en un apasionado sobre este tópico ya que había visto y continuaba viendo gente que estaba atravesando retos personales cuando se enfrentaban a su “accidente aéreo personal”. Por ello me comprometí a hacer una TEDx talk sobre este tópico para que tuviera una mayor exposición. La forma como yo procesé el tiempo de mi postaccidente aéreo fue muy diferente a la forma en la que muchos pasajeros lo hicieron. Mi forma no es su forma, y yo crecí a partir de mi adversidad.

Todo el mundo tendrá su propio “accidente aéreo personal” en su vida. Hay muchas referencias de cómo si cambias la forma como abordas un tema y planificas de una manera diferente, tu manera, no solamente sobrevivirás, sino que prosperarás y crecerás a partir de tu adversidad. La próxima vez que enfrentes una crisis personal o de negocios, tómate un tiempo y usa las “referencias virtuales” para modelar, de manera que no solo sobrevivas la situación, sino que crezcas. Puede que tú no tengas producida una película sobre tu vida, como el capitán Sullenberger, pero tú impactarás a gente por generaciones, y no solo harás que tus MOMENTOS IMPORTEN, sino también los de otras personas.

 

Traducción: María Teresa Febreiro

https://www.facebook.com/MTCCPTY/

[email protected]



Deja tus comentarios aquí: