Creencias irracionales en el amor

Creencias irracionales en el amor

Muchos de los errores y penas que vivimos en relaciones de pareja se deben a tener creencias irracionales, pensamientos que se han instalado en nosotros que no solo no tienen fundamento racional, sino que hacen que manejemos las situaciones amorosas en forma inadecuada.

Hoy quiero compartir contigo varias de ellas para que puedas detectar si alguna está presente en tu mente, y, por supuesto puedas, trabajar en desmontarla. Veamos:

“Yo sin ti me muero”. Creer que no se puede vivir sin la otra persona: es un absurdo si lo piensas fríamente, la única persona sin la cual no puedes vivir eres tú.

Ser feliz pasa primero por tener pareja: ser feliz es una decisión personal vinculada al apreciar el regalo de la vida y disfrutarlo con sus subidas y bajadas. Delegar esta felicidad en una pareja no solo es limitante, sino que, además, asfixia al otro. Una pareja te complementa, no te completa o te surte felicidad.

El amor es dar sin esperar recibir nada a cambio: ciertas condiciones aplican. Eso de dar sin esperar recibir te puede llevar al masoquismo o al no merecimiento. No es un tema de medición de cuánto das o cuánto recibes, pero lo que sí es claro es que debe ser bidireccional.

El amor no significa sufrimiento y el dolor: esta creencia lleva a permitir o abrir la puerta a relaciones de pareja desde el crecimiento en lugar de comprender que un amor saludable te proporciona paz y bienestar.

Mis intereses y necesidades deben centrarse en mi pareja y su bienestar: por supuesto que cuando se ama se procura contribuir al bienestar del ser amado, pero de allí a centrar tu vida en suplir solo los intereses y necesidades del otro hay un trecho grande y nocivo.

Si algo me desagrada debo callar antes que generar conflictos: el callar lo que te afecta no solo lesiona tu autoestima y tu paz, sino que se transforma en una bomba de tiempo que te puede llevar a explotar y/o permitir que la otra persona te afecte negativamente sin que tu hagas nada al respecto.

Si mi pareja me ama, debería conocer mis pensamientos y deseos son necesidad que yo se los diga: hablamos de una pareja, no de una suerte de mago o adivino, ¿por qué pretender que tenga poderes sobrenaturales como la telepatía? La comunicación es una de las bases o pilares de una relación.

Puedo hacer que esa persona cambie: estar en una relación buscando reacomodar al otro, tratando que se ajuste al ideal de pareja que deseas no solo es una misión con pocas probabilidades de éxito, sino además injusta y desmoralizadora.

Espero que después de haber leído estas creencias irracionales puedas reflexionar y cotejar con tus pensamientos en pro del desarrollo de relaciones de pareja basadas en el respeto, en el merecimiento, la paz y el bienestar para ambos.

Image by StockSnap from Pixabay



Deja tus comentarios aquí: