¿Cuándo debo decirle no al ejercicio?

Como es sabido, practicar ejercicio regularmente brinda beneficios como aliviar el estrés, combatir el insomnio, disminuir el riesgo de desarrollar presión arterial alta, diabetes, cáncer y otras enfermedades. Sin embargo, en ciertas ocasiones hay que dejar pasar unos días antes de retomar el ejercicio, ¿por qué? Entérate aquí.

Razones por las que debes decirle no a la actividad física

  1. No te sientes bien: si estás resfriado o con gripe, debes analizar tu síntomas para saber si puedes ir al gimnasio. Según indica el doctor Sheldon Zinberg, si tus síntomas ocurren debajo del cuello, como dolores corporales y frío, no entrenes. Si tus síntomas ocurren por encima del cuello, como goteo nasal, congestión y estornudos, tal vez puedas hacer ejercicio.
  2. Estás agotado: si estás agotado de tanto ejercicio, el sobreentrenamiento podría hacerte mal. Entonces lo mejor que puedes hacer en estos momentos es tomarte unos días libres para recuperar tu energía.
  3. No estás durmiendo bien: “La gente piensa que el sobreentrenamiento mejora su capacidad para dormir, pero puede hacer lo contrario”, dice Jeannine L. Stuart, directora de un centro de salud. Si estás durmiendo mal por este motivo, tal vez necesites dejar de entrenar unos días y ver si tu sueño mejora.
  4. Tienes dolores musculares: si tus músculos están apenas doloridos, el ejercicio te puede dar un poco de alivio, pero si tienes dolor muscular severo, deja el entrenamiento para otro día, sino puedes correr el riesgo de lesionarte.
  5. Te duele el estómago: los calambres, las náuseas y la diarrea deberían hacerte desistir de la práctica de ejercicio, porque estos síntomas pueden hacer que te deshidrates y cuando se hace actividad física, la deshidratación se acelera.

Fuente: Everyday Health.
Fuente original: http://blog.codeconutrilife.com/ejercicios-saludables/cuando-debo-decirle-no-al-ejercicio/



Deja tus comentarios aquí: