¿Cuándo y cómo educo sexualmente a mis hijos?

Todos los padres manifiestan siempre en consulta o durante mis talleres, sobre el momento y la forma asertiva de iniciar la educación sexual en sus hijos. En muchos casos el trasfondo de la pregunta deja ver los miedos característicos de los adultos (perjuicios, tabúes); la cual podemos mejorar educándonos. Como padres esta es una de nuestras responsabilidades para garantizar el derecho de nuestros hijos. (Ley Orgánica de Protección del Niño, Niña y Adolescente, en su art. N°50).

Existen muchas contradicciones con relación al ¿Cómo? y ¿Cuándo? educar sobre la sexualidad. Parto desde el principio: todos nacimos con un sexo (varón o hembra), por ello desde ese mismo momento inicia nuestra educación (nos lo den nuestros padres o no) y tomando en cuenta que los tres primeros años de los niños son esenciales para crear las bases de su aprendizaje; creo que allí no hay duda de ¿cuándo? Sin embargo si ya tu hijo tiene 5 u 8 años, puedes comenzar a educarlo; recuerda que no importa el sexo.

Para educar iniciemos desde lo más sencillo a lo más complejo, y con el uso de términos adecuados y comprensibles para su nivel de maduración. Partamos desde como se llaman sus genitales, el equilibrio entre masculinidad y la feminidad (para ambos sexos), el respeto a la diversidad de género, como se relaciona un pareja, de donde vienen los bebes (sin cuentos de la cigüeña) y mucho más. Realizándolo de esta manera, es más fácil ir enseñándoles sobre su cuerpo, los cambios, las sensaciones, las posibles situaciones y llevarlos a que tomen decisiones responsables, sin la necesidad de infundir miedos “lo único que quieren los hombres es…” o “entre más novias tengas más macho eres…”. Recuerden que los miedos llevan a que cometamos más errores.

Aun en los casos más complejos se puede reeducar la sexualidad. Pueden revisar por internet diferentes sitios científicos o blogs realizados por especialistas que tienen diferentes enfoques y que puede ayudar a Uds. a iniciar el proceso de educación sexual en el hogar. En su defecto pueden visitar a especialista sexólogo si la situación llegase a salirse de control o sus miedos no les dejan educar a su familia; de esta forma recibirán la orientación adecuada a su caso.

 

Firma Johnthan Carpe Diem color jpg



Deja tus comentarios aquí: