¿Cuánto vales?

¿Cuánto vales?

Si tu estado de ánimo depende bien sea del dinero en tu bolsillo,  tu peso, talla o edad, o tu salario y/o  cantidad de seguidores en las redes, este artículo es para ti. ¿Son algunos o todos estos números los que definen cuánto vales? Revisa a continuación si eso está bien.

¿Qué o quién decide cuánto vales?

La sociedad nos absorbe, y en nuestra búsqueda de aprobación desde la infancia vamos perdiendo nuestra conexión con nuestro interior. Entonces, lo externo en muchos casos se vuelve nuestra mayor referencia. Así, todo aquello que dictan esos parámetros sociales se vuelve verdad para muchos quienes anhelan alcanzar ese “número mágico”.

Por otra parte, no entendemos que la vida es cíclica. Eso significa que siempre habrá procesos de nacimiento, luego muerte para llegar a un nuevo nacimiento. Esto ocurre en todos los ámbitos de nuestra existencia, a veces acompasados o a veces renacemos en un área mientras estamos muriendo en otras.

La rueda de la fortuna gira, unas veces estás arriba y otra vas de bajada. Sin importar cuánto quieras evitarlo, va a ocurrir. Si no eres capaz de aceptar esto y te dejas llevar por tus circunstancias o por cualquier resultado externo, estás jugando en tu contra. Si dejas que esas referencias de afuera sean las que definan tu felicidad o estado de ánimo, te estás lastimando. Y además, con desánimo será difícil encontrar la fuerza interna que necesitas para superar eso que quieres cambiar o lograr ese objetivo que deseas.

¡Reconoce tú cuánto vales!

¡Ya tú eres una historia de éxito! Estás aquí, existes, eres una maravillosa y perfecta criatura, que nació en medio de infinitas posibilidades de fracaso. Un espermatozoide, el que te dio la vida, compitió con otros millones y tú eres el resultado.

Puedes ser que digas que sabes todo lo que he escrito hasta ahora. Pero lo más importante no es que lo sepas a nivel mental, sino que empieces de veras a valorarte y a amarte completamente más allá de tus resultados.

Por supuesto que está bien que tengas metas, tienes un inmenso potencial e ilimitadas posibilidades. Trabaja ardua y comprometidamente por tus anhelos. Pero mientras llegas a esos objetivos (que ojalá sean tuyos verdaderamente y no los impuestos por el exterior), ¡ÁMATE!

¿Eres capaz de amarte incluso en tus peores momentos o con tus peores resultados? Si tu respuesta es no, entonces, tienes trabajo por hacer. Hay que fortalecer tu autoestima, tu sentido de valía. Ámate porque eres, porque existes y si te vas a medir, que sea en términos de cómo vives tu vida, sin compararte con otros, más bien revisando de dónde vienes y a dónde has llegado en tu camino.

Tips para empoderarte y fortalecer tu valía

1.- Practica aceptarte y aceptar tus resultados. Aceptarte es decirte sí a ti completamente, con tus luces y sombras, con tus atributos maravillosos y con tus manías. Reconoce si tienes algo que mejorar y haz el compromiso contigo de cambiar, pero desde el amor y la aceptación por ti, no desde rechazar o esconder algo que no deseas.

2.- ¡Ríete de ti! Cuando veas que tu mente divaga en juicios y recriminaciones porque no has logrado esto o aquello, sé ligero contigo. Date cuenta de que ese juez severo es tu ego y no tu esencia.

3.- Enfócate en tus atributos, busca aquellas cosas que te gustan de ti y apóyate en estas para llegar a tus metas.

4.- Si no sabes cómo mejorar en este aspecto, pide ayuda, no tienes que recorrer este camino sola(o). Yo puedo apoyarte, desde mi experiencia como líder certificada en el Proyecto Internacional de Autoestima.

Aunque se han hecho ejercicios para medir la valía de una persona, espero que sepas que no hay manera de calcular tu infinito valor.



Deja tus comentarios aquí: