Cuatro claves para interpretar tus sueños

“Un sueño sin interpretar es una carta sin abrir. El remitente de la carta es tu inconsciente que tiene un mensaje para ti.” –Carl Jung.

Nuestra mente tiene una parte consciente desde la que creemos razonar y tomar todas las decisiones, y una parte mucho más amplia que es el inconsciente.

El inconsciente es como la zona subterránea que se forma con las capas de las experiencias, los aprendizajes, las emociones y los recuerdos que vamos almacenando desde el primer día de vida, y que conforman los cimientos de nuestra mente.

Los doctores Sigmund Freud y Carl Jung tejieron teorías sobre el inconsciente e hicieron aportes decisivos para su comprensión. Sin embargo, estudios neurocientíficos reemplazan la idea del antiguo inconsciente, a la que nos acostumbró Freud (para quien el inconsciente era algo oscuro limitado a funciones accesorias de nuestro comportamiento), por un nuevo inconsciente que es responsable de casi el 80 por ciento de lo que hacemos conscientemente.

Entramos al inconsciente por medio de los sueños. Ese pequeño viaje que hacemos al inconsciente, mientras dormimos, puede darnos respuestas y guiarnos en la dirección indicada para solucionar problemas y aclarar situaciones en nuestras vidas.

Interpretando nuestros sueños conoceremos un poco de lo que guarda nuestro inconsciente y estas cuatro claves te permitirán a hacerlo:

  1. Recoge apenas despiertes todo lo que recuerdes del sueño. Conviene llevar un diario especialmente para ello.
  2. Recuerda lo que más te ha impactado del sueño e identifica la emoción (positiva o negativa) que está ligada a ese recuerdo.
  3. Busca símbolos recurrentes, símbolos que se repitan en tus sueños. Recuerda que sólo tú  puedes darle significado a esos símbolos y a tus sueños, el mismo sueño siempre tendrá un significado distinto en otra persona.
  4. Contextualiza el sueño en tu momento vital. Intenta ver como lo que sueñas encaja en las situaciones que te preocupan en esos días. Los sueños pueden darte claves que pueden ayudarte a resolver algún problema que estés enfrentando en la actualidad.

Lo que queramos hacer de nuestra vida depende de nuestra voluntad para trabajar en ello y educarnos. No desestimes tus sueños, pueden ser de mucho valor en determinadas circunstancias y hasta pueden llegar a convertirse en grandes aliados.



Deja tus comentarios aquí: