Cuatro maneras prácticas para comunicarnos con nuestros ángeles

Ok, ahora sé que tengo ángeles de la guarda, pero… ¿cómo me comunico con ellos? Me preguntaba yo cuando comencé a darme cuenta de que estaban conmigo, y sé que muchos de ustedes también se lo preguntarán. Bueno, de la manera más sencilla: hablando con ellos como si le estuvieras hablando a tu mejor amigo o amiga. Y en realidad eso es lo que ellos son, tus mejores amigos. Un amigo que nunca se va a ofender si algún día les hablas mal, o si no lo llamaste para contarle algo. Un amigo que siempre está ahí contigo, en todo momento, las 24 horas del día y los 7 días de la semana. Siempre puedes confiar en él/ella, porque siempre van a querer lo mejor para ti. Los ángeles son seres sumamente especiales y únicos que además están siempre en contacto con Dios y han sido enviados por él, solamente para ti.

Hay diferentes maneras de comunicarnos con los ángeles, y estas  son algunas de ellas:

Háblales, dile lo que sientes y lo que deseas. Les puedes hablar en voz alta o en tu mente; de cualquier forma es igual porque los ángeles pueden escuchar tus pensamientos.

Escríbeles, puedes escribirles una carta donde expreses tus sentimientos o tus deseos.

Visualiza, o imagina la situación con la cual necesitas ayuda, cubierta con una luz blanca o rodeada de ángeles.

Al rodear a una persona o una situación con luz blanca, les estás diciendo a los ángeles que vayan con esa persona o que se encarguen de esa situación.

Decreta, diles a los ángeles una afirmación o decreto de agradecimiento por haber resuelto el problema o la situación en la que necesitabas ayuda (Por ej. Si deseas mejorar tu salud, afirma: Gracias ángeles porque cada día disfruto de plena salud!).

Lo más importante que debemos recordar es que los ángeles no tienen ego, así que ellos no están esperando ni necesitan ser llamados con palabras elaboradas o con ningún protocolo. Lo único que ellos quieren es ayudarnos y ser parte de nuestras vidas. Ellos desean que sintamos todo el amor que Dios siente por nosotros.

Te recomiendo que hables con los ángeles cada día y que les hagas saber que deseas comunicarte con ellos. Si tienes una petición de ayuda para algo en específico, busca un tiempo en el que puedas estar a solas y que nadie te vaya a interrumpir. Tómate ese tiempo para ti y para conectarte con tu ángel. Respira profundo. Si tienes música suave (de meditación o clásica) ponla y respira profundamente. Llámalos y comienza a conversar con ellos como tú lo desees. Confía que ellos están ahí escuchándote y que ellos se harán cargo de todo aquello que les estas pidiendo. Pídeles, escucha, actúa (tomar acción es importante, no podemos quedarnos de brazos cruzados y esperar por los resultados) y confía… ¡Ten fe!

También puedes pedirle a tus ángeles que vengan esta noche a tus sueños y que te den cualquier mensaje que tu necesiten saber. Si tienes algún problema o alguna situación que no sepas como resolver, pídeles a tus ángeles de la guarda que vengan a tus sueños y que te ayuden a resolverla, ya sea  dándote la respuesta a ese problema, o diciéndote los pasos a seguir para resolverlo. O quizás ellos vengan en tu sueños a decirte que no tienes de que preocuparte pues todo será resuelto. Confía que ellos vendrán a tus sueños y te ayudarán. ¡Ah! y no se olvides de pedirles que por favor te ayuden a recordar tus sueños al despertarte en la mañana ;-).

Espero que tengas dulces sueños y que tus ángeles te tomen de la mano y te guíen suavemente a encontrar aquello que tanto deseas.

Luz y Amor,

 

RadioSi quieres escuchar la entrevista de Laura en Inspirulina radio haz clic aquí. 



Deja tus comentarios aquí: