¡Cuidado con el volumen!

¡Cuidado con el volumen!

A muchos nos encanta ir por la calle usando audífonos, escuchar nuestra música favorita en cualquier lugar y sentir que el mundo se mueve a nuestro ritmo. Cuando escuchamos música a un volumen alto nos conectamos con un mundo paralelo en el que sólo importa el sonido y nos olvidamos de lo que pasa a nuestro alrededor. Pero, cuando lo hacemos, ¿pensamos en la forma en que el exceso de volumen puede afectar nuestra salud? Si los sonidos altos te atraen, deberías prestarle atención a estas tres claves:

  1. El ruido daña las células de nuestro oído interno: según información publicada en el portal “Vivir Salud, el ruido fuerte o excesivo daña las células pilosas. Esto puede ser una causa de la pérdida de la audición. Lamentablemente, estas células no se renuevan.
  2. Podría producir tumores: un estudio publicado por The Journal of Epidemiology mostró que las personas que por varios años estaban expuestas a sonidos muy fuertes de forma directa eran más propensas a desarrollar tumores que pueden disminuir la audición.
  3. Está relacionado con ataques al corazón: como indican en The European Heart Journal, el ruido excesivo está asociado con ataques al corazón. Este tipo de casos se producen de manera lenta y desembocan en estos episodios.

Los especialistas recomiendan que el volumen adecuado para escuchar música no debe sobrepasar los 90 decibeles. Si queremos seguir disfrutando de nuestro sentido de la audición por el resto de nuestra vida, debemos estar atentos.



Deja tus comentarios aquí: