Cuidado con las etiquetas

Muchos de los consumidores tienen la errónea creencia de que las carnes y huevos etiquetados como “naturales” tienen que ver con la forma en que han sido criados los animales. Es decir, asumen que dichos seres han crecido en criaderos abiertos sin confinamiento.

Es por ello que la Asociación de Consumidores de los Estados Unidos ha enviado sendos reportes tanto al Departamento de Agricultura como a la Federación de Alimentos y Drogas de dicha nación, a fin de que eliminen el término natural de los empaques de comida que incluyan carne, lácteos y huevos.

Según las encuestas, el 65% de los consumidores asumen que “natural” significa libre de hormonas, libre de antibióticos y alimentados con productos orgánicos cuando en realidad tiene que ver con la forma en que son procesados luego de la matanza y antes de ser empacados para el consumidor.

Con los “huevos naturales” ocurre lo mismo. La gran mayoría de este producto proviene de aves que son confinadas en granjas bajo techo y que han sido alimentadas con hormonas para acelerar su crecimiento y químicos para eliminar bacterias dentro de los criaderos. Difícilmente a esto se le puede catalogar como natural.

Las compañías procesadoras toman ventaja de dicha inscripción ante los ojos de una población de consumidores concientes  quienes piensan que los productos marcados como “naturales” son más saludables cuando en realidad no lo son. Es decir, han sido vilmente engañados y manipulados.

meatpackagelabels_300Estas etiquetas engañosas confunden a los compradores, a la vez que amenazan los medios de vida de los agricultores honrados que están tratando de alimentar a las poblaciones de una manera honesta y sostenible.

Que podemos hacer para remediar esta situación? En primer lugar, reclamando nuestros derechos. Así de simple. Haciendo peticiones “en línea” podemos manifestar nuestro malestar ante esta despreciable actitud y presionar para que la industria elimine la inscripción “natural” de sus empaques.

Y luego, estar atentos. Leer las etiquetas es nuestra única arma para estar informados y no dejarnos engañar. En Estados Unidos el logo AWA en los paquetes nos certifica que los animales han sido criados en granjas individuales que utilizan métodos agrícolas sostenibles. Convertirnos en consumidores concientes e inteligentes es lo que nos queda.



Deja tus comentarios aquí: