Cuidado con los amores que llegan por redes sociales

Cuidado con los amores que llegan por redes sociales

Tener vida social en las plataformas digitales tiene sus desventajas. Aunque podemos tener una red de amigos verdaderos y reunir a la familia, los estafadores siempre están al acecho. Existen muchas maneras de tener nuestras cuentas protegidas, desde usar una buena contraseña hasta colocar la cuenta privada para que las personas que no se encuentren en nuestra red de amigos no tengan acceso a nuestras publicaciones.

Sin embargo, el afán de tener seguidores, me gusta y comentarios nos lleva a darle acceso a personas que ni siquiera conocemos; incluso a personas que no sabemos si son reales, ya que una de las maneras más comunes de estafa en Instagram y otras plataformas digitales es a través de cuentas falsas, las cuales, a pesar de contar con nombres, imagen de perfil e imágenes bastantes reales en sus publicaciones, no pertenecen a la persona que dicen ser.

Hay una modalidad que aunque ha existido siempre, ha tomado nuevo auge en Instagram. Persigue especialmente a mujeres maduras, solteras y que muestran independencia, sobre todo, económica. Consiste en que hombres, en su mayoría norteamericanos, maduros y bien parecidos, dicen estar buscando el amor verdadero, que quieren rehacer su vida con su alma gemela.

La historia que cuentan siempre está rodeada de mucho dolor y drama. Puede ser la pérdida de los padres de manera trágica, sus esposas han muerto a causa de enfermedades como el cáncer y suelen tener hijos en edad adolescente o simplemente sentirse muy solos. Son profesionales, apasionados, cariñosos, monógamos, sinceros y compasivos que desean compartir la vida con una mujer igualmente maravillosa. Estos hombres presentan un rostro de cuento de hadas. Sus intereses incluyen ir al cine, el teatro, la fotografía, cocinar, ver los atardeceres y viajar. La oferta es hacer todo esto con esa persona ideal, una mujer que se preocupe y lo cuide con el mismo amor que él le dedicará a ella. Lo siguiente en el discurso será decir que creen en el destino y que por alguna razón divina te ha conocido. Después de varios días de conversación en línea, te pedirá tu dirección de correo, con la excusa de tener mala conexión o no contar con un smartphone, para poder continuar la conversación y conocerse mejor.

¿Cómo puedes reconocer a estas personas?

  1. Por el discurso: Recuerda que se mostrarán como el hombre de tus sueños. Te hablarán desde la más hermosa poesía.
  2. No sabrán quién eres: A pesar de haberte seguido, no recordarán ni tu nombre. Tendrán poca o ninguna interacción con tus publicaciones.
  3. Olvidan con facilidad: Si conversas con ellos, es probable que tengas que repetir, más de una vez, algún dato que ya le hayas comentado. Como, por ejemplo, si tus padres viven o no.
  4. No tienen un perfil nutrido: Sus perfiles tienen pocas publicaciones. Por lo general, son cuentas recientes, siguen a muchas personas y no tienen muchos seguidores.
  5. Revisa a quiénes siguen: Por lo general, siguen a mujeres con el mismo perfil que el tuyo. Solteras, carismáticas, bonitas e independientes.
  6. Prometen amor puro: Te hablarán de amor verdadero a los pocos días, es posible que hablen de matrimonio.

Si ellos creen que te has comido el cuento del amor verdadero y dejas ver algún tipo de sentimientos positivos, es probable que con alguna razón dramática te pidan dinero, por ejemplo, porque están enfermos o deben pagar gastos importantes y no cuentan con los fondos. Por eso no debes darle tu dirección de correo, ni tu número de teléfono. Primero te roban el corazón y luego el dinero. Serán insistentes, exagerados y dramáticos. Lo mejor que puedes hacer es bloquearlos y denunciar la cuenta. Sé cuidadosa con las personas que dejas entrar a tus redes sociales; procura mantener tu círculo cerrado, y rechaza cualquier propuesta extraña que te llegue por mensaje privado.



Deja tus comentarios aquí: