Día cero: todos contra el sida

Hoy como todos los 1 de diciembre desde 1988, se celebra el Día Mundial de la Lucha contra el SIDA.

Ya han pasado 30 años desde que se detectaron los primeros casos del Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (SIDA). Fue una época aterradora en la que la ignorancia y el miedo sirvió de caldo de cultivo para la rápida propagación de la enfermedad y un elevado número de muertes.

En estas tres décadas, ha habido muchos avances, si tomamos en cuenta la complejidad de la enfermedad tanto en su forma de propagación como en la rápida mutación del virus. Y si bien aún no se ha encontrado una cura o una vacuna preventiva, el tratamiento antirretrovírico le permite cada vez a más portadores vivir más tiempo y en mejores condiciones. Por ejemplo, según el informe anual de ONUSIDA, a finales de 2010, se contabilizaban 34 millones de personas viviendo con SIDA, 17% más que en 2001. Sin embargo, las nuevas infecciones anuales por el VIH disminuyeron un 21% entre 1997 y 2010 y las muertes por causas relacionadas con el sida disminuyó a 1,8 millones en 2010, desde el nivel máximo de 2,2 millones alcanzado a mediados de los años 2000.

La otra clave, aparte de los avances científicos, y yo diría que el más importante, ha sido la concientización, la información y los cambios de conducta, especialmente entre los jóvenes y los grupos vulnerables.

cero1Todo esto muestra que ganar la batalla es posible. Por eso, este año, la temática de la campaña es el Cero: Cero nuevas infecciones, cero discriminación, cero muertes relacionadas con el SIDA. Y cada uno de nosotros puede ser parte de este esfuerzo mundial. No tenemos que ser una celebridad, para ser activista. Simplemente tenemos que actuar y puede ser con medidas sencillas que estén a nuestro alcance.

  • Aprende y comparte información sobre el SIDA. Recuerda que gran parte de la propagación del virus se debe a la falta de conocimiento y gran parte de la discriminación contra quienes lo padecen, también.
  • Si estás en una etapa de tu vida en la que no tienes una pareja fija o estás entrando a una nueva relación, recuerda protegerte. Busca dónde hacerte el examen e incluso, dónde lo hacen de forma gratuita para despistar cualquier duda.
  • Si tienes hijos sexualmente activos, recuérdales a que no es un tema de moral, de religión o de aterrorizar a nadie. Es simplemente responsabilidad con los demás y consigo mismo.
  • Se compasivo con las personas portadoras del VIH y de SIDA. Ellos necesitan apoyo para fortalecer su sistema inmune que está altamente comprometido.
  • Dona tiempo o dinero. Una opción es ONUSIDA una organización internacional conformada por varias agencias de Naciones Unidas y organizaciones no gubernamentales locales de alcance mundial; o si prefieres actuar local, busca alguna organización en tu ciudad
  • Corre la voz.

Recuerda que la meta es Cero: Cero nuevas infecciones, cero discriminación, cero muertes relacionadas con el SIDA.



Deja tus comentarios aquí: