¡Dame luz! pero sólo la necesaria

La imagen es común: al borde de la medianoche vemos en edificios residenciales y de oficinas cantidad de bombillos encendidos. Miles de ellos. Resulta imposible no preguntarse ¿hay gente allí, o alguien olvido apagar la luz? Por lo general las habitaciones están vacías, pero aún así, se gasta energía eléctrica en iluminarlas. ¿Por qué? Podría ser descuido, ignorancia o simplemente quien pasa el interruptor no es quien paga la cuenta. O todas las anteriores.

Pero olvídate de la noche. También a pleno mediodía hay millares de bombillos encendidos a pesar del sol radiante. Un consumo energético innecesario y costoso.

¿Cómo ahorrar electricidad al iluminar nuestras casas u oficinas? Inspirulina conversó con el Sr. Jorge Orillac, Gerente de Mercadeo para Lutron en América Latina. El nos habló de algunos dispositivos y tecnologías disponibles, de bajo costo y efectivas.

El gasto constante

La iluminación artificial representa entre el 10% y el 28% del consumo eléctrico en un hogar. Milagroso, si lo pensamos bien, el bombillo es una tecnología que se desarrolló en Inglaterra hace 200 años para cambiar la vida de los seres humanos. A finales de 1800 Thomas Edison popularizó las bombillas incandescentes. Hoy en día casi el 50% de la iluminación artificial se hace con esta misma tecnología, que resulta por demás, ineficiente: el 95 % de la energía que recibe el bombillo se disipa en calor y apenas un 5% se transforma en luz.

El gasto en luz artificial es constante. Se calcula que el 19% de la electricidad producida en el planeta está destinada a la iluminación. Instalar bombillos más efectivos, como los compactos fluorescentes, es una excelente manera de reducir el consumo. Pero hay otras alternativas que combinan tecnología, diseño y un toque de arte.

Ahorra de manera sencilla

Lo primero, y lógico, es aprovechar la luz natural. Esto significa diseñar y construir para aprovechar las horas del día, o sencillamente descorrer las cortinas cuando sea necesario. En ciertos casos un detector de luz solar puede servir como un “interruptor inteligente” al encender los bombillos cuando baja la intensidad de la luz solar. Esto resulta  muy eficiente en hogares y oficinas.

Usar la cantidad de luz adecuada al momento es otro camino. Los atenuadores (dimmers) permiten adecuar la iluminación al nivel óptimo, reduciendo el consumo. Estos atenuadores son más eficientes con lámparas LED o fluorescentes, pero incluso con los bombillos tradicionales son efectivos.

Un sensor de movimiento es otra buena opción. Al detectar que alguien entra o sale de una habitación, estos sensores activan el sistema de iluminación. Son dispositivos muy efectivos para sanitarios, salones de reunión o pasillos.

Por último considera un temporizador o reloj. Esto activa la iluminación en horas programadas y evita que los bombillos permanezcan encendidos durante la madrugada.

La información ilumina la mente 

¿Quisieras saber más sobre ahorro de electricidad? Para los profesionales del diseño, constructores, arquitectos y el público en general, Lutron Electronics ha organizado una serie de seminarios virtuales gratuitos. El objetivo es brindar información actualizada sobre las tecnologías y sistemas que permiten reducir el consumo eléctrico, y por ende, la huella de carbono que generan hogares y oficinas. Este programa está basado en las directrices de LEED (Leadership in Energy and Environmental Design) un sistema de calificación para determinar cuán ecológica es una edificación.

Estos seminarios virtuales, o webminars, con completamente gratuitos y puedes regístrate u obtener más información si visitas el sitio de prensa digital de Lutron Electronics o vas directamente a https://www2.gotomeeting.com/register/389365010



Deja tus comentarios aquí: