De África llegan cuentos

Deborah Ahenkorah siempre se preguntó ¿por qué los libros que leen los niños en mi Ghana natal están ambientados fuera de África? Y la respuesta que obtuvo no le gustó: porque no se editan suficientes libros en la región.

Deborah es estudiante en el Bryn Mawr College de Pennsylvania, EEUU. Hace unas semanas quedó como finalista del concurso Echoing Green que premia las iniciativas sociales y culturales que construyen un mundo mejor. Su proyecto es una acción concreta para llevar a millones de niños africanos las historias del continente: el Premio Baobab de Oro busca inspirar a escritores de todas las edades a contar historias de África para africanos y el resto del mundo. El próximo 21 de junio el jurado elegirá a los ganadores de la tercera edición.

“Mi intención es que grandes libros para niños de autores africanos aparezcan cada año, no cada 40 años” dice Deborah. Hasta ahora los resultados han sido positivos: se inscribieron más de 160 autores de 20 países. “Mi sueño es que las librerías del mundo estén llenas de hermosos libros para niños, escritos y ambientados en África”

Un sueño que es Inspirulina de alto vuelo.

 



Deja tus comentarios aquí: