De la foto de calle, los extraños y el acceso

Para nadie es un secreto que me gusta fotografiar, básicamente me gusta fotografiar de todo y en cualquier lugar;  pero si tuviese que escoger sin duda elegiría fotografiar gente extraña en la calle.

Fotografiar gente, es por mucho, más interesante que el resto de las cosas, hay demasiadas variables de por medio, mucho en juego, lo que hace que ninguna experiencia sea igual a otra, siempre algo puede ocurrir, no hay garantía de que logres la imagen, estás obligado a pensar… Ojo, cuando hablo de fotografiar, no hablo de tomar tu cámara, utilizar el zoom desde lejos y “robarte una foto”, hablo de hacer fotos con consentimiento, que la persona sepa que te la llevas impresa en tu memoria, que sepa lo que haces, que sepa quien eres, que aunque no comprenda el por qué quieres fotografiarla, sencillamente te lo permita.

Para lograrlo, debes mezclar algo de arte con ciencia, es un acto casi esotérico, es eso a lo que los “expertos” llaman… EL ACCESO.

A la hora de hacer una foto, el acceso lo es todo, más si se trata de desconocidos, pues no sabes cual va a ser su reacción cuando saques tu cámara y los metas dentro de tu cuadro; y ni hablar si estás en otro país con una cultura considerablemente diferente a la tuya.

Lograrlo no es tan difícil, es un tema de sentido común, en mi criterio, se trata de ponerse en los zapatos del otro y pensar por un segundo, “si fuese yo, ¿cómo me gustaría que me abordaran?”.

No trato de hacer una manual, ni de establecer un método, pero quiero compartirles un par de tips que pueden ayudarles:

  1. Ponte a su nivel. Si el sujeto está sentado, nunca, jamás, le hables de pie, no te pongas por encima, siéntate en el piso o a su lado y entabla tu conversación, hazlo que sienta que tiene el dominio de la situación. Hacerlo de pie, hace que la situación sea incómoda, pues por simple reacción lógica va a sentir que quieres dominarlo y eso a nadie le gusta -bueno, hay sus excepciones 😉
  2. Si como yo, cuando haces fotos de calle no te gustan las poses, este tip es para ti, el hecho de que el sujeto te de el permiso, no implica que debas hacer la foto de una vez; si sientes que está posando o que tu presencia lo hace actuar diferente a cuando te interesó, da una vuelta, regresa luego, tómate el tiempo para que tu cámara no sea una distracción, lo importante es que tienes el permiso.
  3. Trata de estar en igualdad de condiciones, de manera similar al tip 1, trata de parecerte al sujeto, que se sienta “acompañado”, es decir, si estás en un parque y los sujetos juegan al fútbol, no te aparezcas en pantalón largo y con una camisa de yuntas, ve en shorts y zapatos deportivos, se parte del estereotipo, mázclate con la manada.
  4. Lee, mantente al día, cultiva tu cultura general, te va a ser muy útil a la hora de entablar conversación, no tienes que ser un erudito en todo, pero trata de tener argumentos aunque sean muy básicos acerca de los tópicos de moda, de las cosas que ocurren en las calles que transitas, documéntate un poco antes de… Nada es mejor que conversar antes de hacer un click.
  5. Jamás, leelo bien, JAMÁS, pagues a alguien por dejarse tomar una foto de calle, éticamente pierde el valor, el mérito, hacerlo así es la salida fácil y adicionalmente piensa que para el futuro estás malacostumbrando a las personas que de seguro si te interesaron a ti le van a interesar a otro y todo se convertiría en un mercantilismo que le quitaría lo rico y lo espontáneo a esta experiencia.

Como ven no es un ABC, ni un recetario, pero son pequeñas cosas que resultan. A este par de tips solo súmale la parte en la que pierdes el temor a ensuciarte, a acostarte en el piso, a sentarte en las aceras y haz lo que tengas que hacer para lograr tu foto.

makingFoto

Por supuesto, para cerrar, solo quiero decirles que toda actividad en la vida tiene sus riesgos y hay cosas que sencillamente deben hacerse cuando se quieren, si por alguna razón no hay consentimiento, pero sientes que es la toma de tu vida, adelante hazla, pero “róbate la toma” con estilo, que sea de cerca y disfruta de la huida, tendrás una experiencia más para contarle a tus nietos.

Para ilustrar este post, como de costumbre una foto, su título, “Amor, Amor” y como extra la toma del making cortesia de Yuraima Rodriguez @yurarod



Deja tus comentarios aquí: