¿De quién depende tu felicidad?

¿Esa anhelada felicidad que buscas está en manos de otra persona, un trabajo o una situación financiera? Descubre de qué se trata y cómo crear un genuino estado de bienestar.

Recientemente me han invitado a un programa de televisión llamado Cartas del Corazón donde doy sugerencias a temas que su audiencia plantea. Allí me sorprende ver cuantas mujeres  escriben sobre su situación de pareja y su dificultad para decidir porque no saben si una o a veces otra pareja será la que les haga más feliz. Esto fue lo que me inspiró a escribir este artículo.

Creo que es lamentable pensar que serás feliz el día que tengas determinada relación, algún bien material o un trabajo en específico. Y ojalá pueda explicarme completamente, esas “cosas” pueden contribuir con tu bienestar, pero la felicidad comienza a partir de tu conexión contigo, de la aceptación de la persona que eres y sobre todo del amor que nace de ti y es para ti.

Al mismo tiempo, recuerdo hace muchos años (mi otra existencia, como suelo decir, je, je) estaba como suspendida en mi propia vida, esperando la llegada del amor de otro para vivir  aquello que quería experimentar. Sé cómo se siente y puedo dar fe de que a partir de allí se puede crear algo distinto.

Entonces, ¿qué hacer para encontrar la felicidad? Somos seres complejos y no hay una sola respuesta, sin embargo creo que aquí hay claves. En principio te invito a tomar consciencia de ti, a darte cuenta del maravilloso ser que eres. Además, sugiero que definas tus talentos y aquellas labores que te alegran la vida. ¡Dios puso esas semillas en tu corazón para que sirvas con ellas y para tu disfrute! Una búsqueda también muy importante es saber lo que le da sentido a tu existencia, aquello que hace vibrar tu corazón. Sal un poco de los estándares, de lo que otros dicen que deberías hacer o  tener a estas alturas de tu vida; date cuenta que eres un ser único, por lo tanto hay una forma específica de vida que sólo funciona para ti. ¡Descúbrela!

Puede ser un camino largo, pero seguro interesante y enriquecedor. El autodescubrimiento es la consecuencia de la conexión contigo, con tu ser. Por otra parte, el resultado de ese saber quién eres y lo que le da sentido a tu vida  es la fuente de esa felicidad que a veces equivocadamente has buscado afuera.  Finalmente, el amor por ti es la base para fortalecer la relación más importante que jamás tendrás, la que es contigo.  ¡Nútrela!  Pues todas tus demás relaciones surgen a partir de esta.

Tips para encontrar tu felicidad:

  1. Toma unos minutos del día para estar en silencio, quietud o tal vez hacer una caminata en la naturaleza. Busca alguna actividad que te conecte contigo.
  2. Si aún no la tienes, busca una tarea que realmente disfrutes. Esto es válido tanto para tu trabajo, como para un pasatiempo. Intenta el baile, música, pintura, jardinería, hay miles. Si no sabes que podría ser empieza tu búsqueda probando opciones.
  3. Fortalece tu autoestima, ese estado de amor por ti que existe más allá de cualquier resultado que tengas en la vida.


Deja tus comentarios aquí: