De víctima a protagonista de tu vida

Quien vive como víctima otorga poder a lo externo porque cree que es incapaz de manejar aquello que le afecta emocionalmente. Cuando se asume este estado, se tiene un desgaste enorme de energía y se pierden las oportunidades de vivir plenamente. El que es víctima se queja constantemente, culpa a los demás de las cosas que le suceden, todo lo que está a su alrededor le causa estrés, inseguridad e impotencia. Asume que la vida es injusta y  que está sometido a la suerte lo que conlleva a un cansancio y desánimo para enfrentar las actividades y por tanto, lo utiliza para alimentar su frustración. Vive en un estado permanente de carencia y rabia hacia la vida.  Cualquier problema le crea impaciencia y agresividad. Está en una constante actitud de «pobre de mí” que va socavando por completo su  bienestar.

Aprender a aceptar los acontecimientos que vamos viviendo y las emociones que nos generan nos ayuda a tomar el control de nosotros mismos. Detrás de una emoción existe un pensamiento elaborado consciente o inconsciente que genera comportamientos. Todo lo que se nos presenta en la vida, es el resultado de las elecciones que hacemos. Así que cuando elegimos conectarnos con nuestro poder interior, asumimos la responsabilidad de lograr la vida que deseamos. Si no logras conectarte con tu poder, pregúntate qué te lo impide. Cuando aprendes a reconocer lo que crees como limitación, comienzas a liberarte.

Tómate el tiempo para crear en tu mente las condiciones de vida que deseas en la que te veas y sientas protagonista. Ten paciencia y perseverancia una vez que has decidido cambiar la actitud de víctima. Recuerda siempre, tú decides cómo responder a lo que la vida te ofrece, cómo sentirte y qué hacer. Eres libre cuando decides responder conscientemente a la vida, en lugar de que las circunstancias lo hagan por ti. Cuando dejas de reaccionar como víctima comienzas a vivir tu vida y te vuelves independiente emocionalmente.

Sugiero que encuentres ese lugar silencioso, tranquilo que hay dentro de ti, que te conecta con tus deseos, sueños y con tu paz interior. Tómate un momento en el que puedas calmar tu mente, aquietar tus pensamientos y encontrarte con tu sabiduría. Cuanto más logres conectarte con tu poder interior, más eficaz serás en todo lo que emprendas o hagas. Construye tu vida en cada momento confiando en tu fuerza interna de donde nace tu confianza. Vive cada experiencia buscando lo mejor en ella.

Tienes la capacidad de descubrir el ser maravilloso que llevas dentro, tú eres todo lo que tienes en este momento, tu regalo más grande y tu mayor riqueza. ¡Vivirás contigo siempre! Acostúmbrate a ver la vida como tu posesión más importante. Decídete a partir de hoy SER SIEMPRE EL PROTAGONISTA DE TU VIDA.



Deja tus comentarios aquí: